Compartir

El actor Miguel Ángel Muñoz contó anoche en El Hormiguero, que durante sus cinco años viviendo en México hubo hasta cinco terremotos, uno de los cuales le pilló practicando sexo: “estaba rodando una escena de sexo, un trío, y cuando nos dimos cuenta los cámaras no estaban porque estaba temblando todo. ¡Salimos en pelotas a la calle!”.

Entre los muchos momentos de la noche. Trancas y Barrancas invitaron a jugar al actor a 'El que no yoga no mama', que consistía en adivinar qué iba a pasar en los vídeos de yoga que las hormigas prepararon. Para quien no lo sepa, Muñoz es amante del yoga y lo suele practicar con asiduidad.

Por último, Muñoz se atrevió con el giroscopio, que consiste en un aparato en el que presentador e invitado se sientan atados y giran sobre sí mismos mientras se dibujan el uno al otro. El actor tuvo que parar porque se estaba mareando:. “Hazme lo que quieras, dijiste”, se justificó Motos.