Compartir

En Estados Unidos disfrutan aún de la nieve caída hace unas semanas por la tormenta que dejó casi 75 centímetros de espesor en el este del país. Niñas como Sloan han decidido disfrutar del elemento blanco por primera vez, demostrando que pueden tener futuro en deportes como el esquí o el snowboard.

Los padres de la pequeña, Zach y Katie, son aficionados al snowboard, por lo que decidieron comprar una tabla para su hija y que empezara a tomar contacto con su deporte preferido.

Lo que les sorprendió, según confesaron a la CNN, es su gran habilidad para mantener el equilibrio encima de la tabla de snow y de deslizarse por la nieve como si fuera la rival de Jake Burton para alzarse con el título de mejor competidora del mundo.

Al parecer, la niña empezó a andar muy pronto, algo que llevó a sus padres a que empezara a potenciar otros factores mucho más interesantes en ese sentido. ¡Y vaya que si lo ha hecho!