Compartir

Probablemente no te hayas dado cuenta si has visto el segundo capítulo de 'Homeland' de las pintadas que hay pro las paredes del campo de refugiados del Líbano que visita Carrie junto a Otto During. Los productores de la serie, entre los que se encuentra Claire Danes, decidieron hacer pintadas árabes para dar realismo a las paredes que imitaban a las calles de Siria. Hasta ahí todo normal, pero el problema llega cuando no te interesas por lo que significan. 

El grupo de grafiteros de El Cairo contratados decidieron 'trolearles' y protestar contra la serie escribiendo cosas en árabe como “'Homeland' es racista”, “'Homeland' no es una serie”, “'Homeland' es una broma que no tiene gracia” o “'Homeland' no vale nada”. Al parecer, a nadie del equipo de la serie de Showtime se le ocurrió traducirlo. 

Los autores, Heba Amin, Caram Kapp y Stone, aprovecharon la oportunidad que tenían y que nadie conocía su lengua para protestar, pero no fue hasta después de la emisión del capítulo cuando decidieron pronunciarse y explicar que lo habían hecho porque consideraban que la serie “no representa los puntos de vista de los artistas” y que nadie se interesó por lo que estaban escribiendo. 

“Para ellos, la escritura árabe es sólo un elemento más de sus fantasías de horror sobre Oriente Medio”, explicaba uno de los grafiteros al diario 'The Guardian', acusando a 'Homeland' también de “deshumanizar una región entera con figuras deshumanizadas con burkas negros”

Por su parte, el creador de la serie, Alex Gansa, ha contestado a la polémica con mucho humor diciendo que “como 'Homeland' siempre se esfuerza por ser subversiva y promover la conversación, no podemos hacer otra cosa que admirar este acto artístico de sabotaje”.