Compartir

Las broncas dentro de la casa de Guadalix por amor están ya muy vistas, pero esta última pasa de castaño oscuro. Una conversación entre Suso y Muti ha levantado una fuerte polémica en las redes por el alto contenido machista de sus palabras. Y es que el de Barcelona forma un gran culebrón con Sofía y con Raquel casi desde que comenzara 'Gran Hermano 16'. 

El de Barcelona no tiene problemas de autoestima, eso está claro, y esa es una de las razones por las que ya se ha convertido en el nuevo villano de la casa. Desde que dejara claro a Sofía que solo quería sexo, ha vuelto a decirle a su compañero Muti que ella “está usada, ya no me interesa. Raquel ahí…y, si no…, le tiro a Carolina”

No contento Suso con este comentario, el concursante invisible le dio la razón y se lo reiteró. “Si puedes desahogarte con Sofía, hazlo, si no… vas a pasarlo mal. Yo sé que cuando salga me voy a olvidar de Sofía, de Raquel y de sus madres también”, le animó. 

Cuando Sofía se enteró de esto comenzó a insultar a todas y a decir que “son unas feas y unas guarras. Yo sólo confío en mi Muti y en Marta. A Quique no le quiero aquí y a Marina tampoco. A Raquel menos porque es una guarra. ¡No quiero guarras en mi vida! Que se vaya ella o que me vaya yo, pero yo no quiero seguir aquí como una pringada”

El lío ha seguido montado cuando la hija de Maite se ha encontrado con Suso en la cama con Raquel y él le ha dicho que puede hacer lo que le da la gana y “yo aquí ya he demostrado que soy un hombre”. Entre eso y la bronca de Marta a Raquel por defender con uñas y dientes a Sofía, la movida está más que servida en Guadalix.