Compartir

El pasado mes de junio se lanzó una campaña para retirar de la emisión el dating show de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'. El organismo encargado de lanzar la misma fue la Asociación de Consumidores de Medios Audiovisuales (TAC) ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Las razones principales son una mala calificación de edades por parte de los responsables del programa y la vulneración de los derechos del menor. 

El principal problema que presenta el programa es que tiene una calificación por edad de 12 años, algo que no se adecúa a los contenidos del programa. Además, la franja horaria en la que se emite tampoco sería la adecuada, ya que ahora los niños pasan mucho más tiempo en casa. “Vemos necesario tratar este tipo de temas mucho más susceptibles para defensa del menor”, afirma Mar Pons, analista de contenidos de televisión de la TAC y portavoz de esta iniciativa, al Diario Qué!

La TAC ha querido servirse de la página web Change.org para hacerse eco y trasladar esta petición de forma oficial, además de conseguir una mayor difusión. “La ventaja de estos temas es que se consigue mucha sensibilidad social. Queremos hacer ruido y que nos escuchen”. La iniciativa consiguió las 3.000 primeras firmas casi al instante y actualmente tiene ya 4.918 firmantes y subiendo, con lo cual solo le quedarían 82 firmas para alcanzar el top de las 5.000. Dentro de la misma página de Change se pueden leer en el apartado de 'razones para firmar', algunas declaraciones de firmantes como, “¿Es realmente ésta la educación que queremos recibir? Adolescentes que ahora visionan este tipo de programas son los que van a educar a las generaciones venideras. Por favor, tengamos consciencia y preocupémonos por la educación de quien van a compartir tiempo con nuestra futura familia”.

“A la sociedad no nos da igual que se haga cualquier cosa”, afirma Pons en referencia al descontrol que se da en estos casos en cuanto a los contenidos de la televisión, “parece que tienen impunidad, precisamente por ser la televisión”. Lo peor de programas como 'Mujeres y Hombres y Viceversa' es que tienen mucho enganche para un niño y, además fomentan la imitación. No hay más que ver lo que pasa en Internet, donde se ha creado un espacio llamado Chicos y Chicas grabado en Barcelona. Con una dinámica muy parecida al emitido por Telecinco en el que los protagonistas son adolescentes.

“Un niño no tiene la capacidad de cambiar de canal o decidir si un contenido es adecuado o no”. Muchos pueden alegar que la última palabra la tienen los padres, y es cierto que son ellos quienes deciden lo que ven sus hijos, lo que “es inadmisible es que nos quieran engañar poniendo que unos contenidos son para 12 años”, cuando está claro que no es así, están destinados a un público de 16 años e incluso, en ocasiones, para más de 18.