Compartir

'La Voz' es un programa que arrasa en todo el mundo, así que para nadie es una novedad que de vez en cuando surjan malentendidos. En cualquier versión de este 'talent show' las tensiones son bastante habituales, y estas pueden surgir incluso entre los 'coach'. Sin embargo, el último incidente ocurrido en la versión australiana ha traspasado todas las líneas.

Las protagonistas de este conflicto son Delta Goodrem y Jessie J. Durante las audiciones a ciegas la primera perdió los papeles con la popular cantante británica, y se enfadó muchísimo después de que le recomendase irse con otro 'coach' en lugar de con ella.

“Si yo fuera tú, me iría con The Madden Brothers”, dijo Jessie J. Esta recomendación no gustó nada a Delta Goodrem. La tensión se apoderó del ambiente y llegó a decirle “te voy a matar”. Mientras, Ricky Martin y el resto de 'coach' asistían atónitos a lo que estaba ocurriendo.

Delta Goodrem amenazó con dejar el concurso, porque aseguraba que no podía seguir sentada en su silla viendo como “los artistas son avergonzados en el escenario”.

Por su parte, Jessie J. quiso defenderse asegurando que comprendía que su compañera estuviese molesta, pero que ella es “muy honesta, aunque a la gente no le guste”.