martes, 29 septiembre 2020 9:24

MasterChef: La victoria de Carlos y el beso de Jordi y Pepe

La tercera edición de 'MasterChef' llegó a su fin. Tal y como se esperaba, la final estuvo bastante reñida, aunque finalmente se proclamó campeón Carlos.

Antonio, Andrea, Sally y Carlos fueron los cuatro concursantes que aspiraban a convertirse en el nuevo MasterChef de España, aunque el gran duelo final lo protagonizaron los dos últimos, que sin duda eran los grandes favoritos desde el principio.

La primera en hacerse un hueco en ese duelo fue Sally, puesto que a Carlos le jugó una mala pasada la Bomba Floral. Sin embargo, la concursante más competitiva no logró deshacerse de su “peor enemigo”, que logró ganar la siguiente prueba para medirse a ella en el gran duelo.

La gran final estuvo muy reñida, y nadie quiso perdérsela. Ni siquiera el 'León come-gamba', que regresó por fin a las cocinas tras su humillante eliminación (a pesar de que a la repesca ni siquiera se presentó).

Además de por el jurado habitual, los platos del duelo entre los finalistas fueron probados por Ferrán Adrián, Jon Roca y Andoni Luis Aduriz.

Mientas que Sally fue sobre seguro, apostando por unos platos más tradicionales, Carlos decidió ir un paso más allá y arriesgar en sus creaciones. “Has cocinado unos platos impecables, llenos de tradición y modernidad. Son arriesgados y pretenciosos pero has aplicado un buen criterio. Chapó”, le alabó el jurado.

Eso le valió para meterse al jurado en el bolsillo, y llevarse el ansiado premio: 100.000 euros, un máster de cocina en el Basque Culinary Center y la posibilidad de publicar un libro de recetas.

EL BESO ENTRE JORDI CRUZ Y PEPE

La final de 'MasterChef' nos dejó grandes anécdotas, como el regreso del 'León come-gambas' al plató. Sin embargo, el momentazo de la noche lo protagonizaron dos de los miembros del jurado. Y es que Jordi Cruz y Pepe se dieron un beso que fue muy comentado en las redes sociales.

El propio Jordi se pronunció en Twitter. “Pepe, yo también te tengo mucho cariño, pero fue un besín entre amigos… No envíes más flores!”