Quantcast

Samanta Villar se planteó prostituirse para hacer un reportaje

Samanta Villar presenta su nuevo libro 'Nadie avisa a una
puta' y habla de él en una entrevista con el diario 'El Mundo'. Cuenta que
llegó a pensar prostituirse para hacer un reportaje, frenándole a hacerlo la repercusión
social que tendría.  Una anciana que
sobrevive gracias a los clientes de toda la vida, víctimas de explotación
sexual o chicas trabajando en un piso son los temas protagonistas de este
libro.    

Samanta Villar, siempre amante de la transgresión, dice que se dio “cuenta de que la idea que tenía de la
prostitución era muy diferente a lo que las chicas me iban contando
“. Villar cree que puede aportar una visión “normalizadora” de la compra-venta de sexo. 

Afirma que en sus reportajes intenta experimentar
aquello que se va viendo
, por eso la idea de llegar a plantearse el
prostituirse para hacer un reportaje. “Enseguida dije 'no' y luego reflexioné y
me pregunté '¿por qué respondo tan rápido que no, si yo misma he descubierto un
mundo que no es tan difícil como yo pensaba y que no me parece tan tremendo?”.

La respuesta de las asociaciones feministas a este tema es
muy clara. “Me da pena que las feministas no estén apoyando a las prostitutas,
me parece una situación injusta y cruel y que con el tiempo cambiará”.

Los aspectos positivos de la prostitución son los
protagonistas del libro de Samanta. “Yo vengo a descubrir lo que no sabes. Lo
oscuro ya lo conoces porque te lo han contado los medios de comunicación”.

Comentarios de Facebook