Compartir

La cabecera de Los Simpson que podremos ver en uno de los capítulos de la temporada 26 de la serie tiene un final de lo más inesperado, y trágico para la popular familia amarilla.

Resulta que todos ellos mueren en su famoso sofá, aplastados por una nave espacial que manejan los protagonistas de otra serie de dibujos, Rick y Morty. No son solo los cinco integrantes de la familia Simpson los que salen mal parados, sino que Flanders tampoco se libra.