miércoles, 23 septiembre 2020 3:15

Los virtuales Iglesias y Rivera no saben qué hacer con el sofá de Chester

Son los líderes de las fuerzas emergentes, de moda en España. Y no parecen querer compartir ni un segundo juntos de audiencia, no vaya a ser que se roben cuatro votos. Los líderes de Podemos y Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, participaron este domingo 10 de mayo en el programa de Cuatro, 'Viajando con Chester'. Pero no revueltos….

En apenas dos semanas, Pablo Iglesias y Albert Rivera medirán sus fuerzas en las elecciones autonómicas y municipales. Pero antes de que suceda, ambos respondieron a las preguntas de Pepa Bueno en un programa especial titulado 'Asalto al poder', en el que no aparecerán juntos sino de manera 'virtual' por la negativa a compartir espacio. Así, el programa ofreció un montaje simulando la presencia de ambos junto a Pepe Buena, la conductora del espàcio. Tras realizar las entrevistas a los dos candidatos por separado, una recreación de un cara a cara en el que se enfrentarán las opiniones de uno y otro a las mismas cuestiones

Para la ocasión, el emblemático sofá estuvo tapizado con una 'L' gigante, en alusión a que Iglesias y Rivera son 'novatos' en el arte de la política. Su encuentro tuvo lugar en el almacén de Madrid donde se vigilan las papeletas electorales de todos los partidos políticos. 

Pero las diferencias y dificultades de programa para juntar a ambos políticos no quedaron en la grabación de la entrevista. Ambas formaciones ni siquiera se ponen de acuerdo en la organización u ONG a la que donar el dinero recaudado por la subasta del sillón donde se sentaron con Bueno.

Y es que el programa subasta por internet cada sillón que sirve de marco para las entrevistas, y el dinero se destina a la causa elegida por el invitado. En esta ocasión, pese a ser dos personajes se trataba de una única subasta. Según el diario El Mundo, Podemos y Ciudadanos no lograron ponerse de acuerdo en la organización destinataria de los fondos obtenidos. Y no consta que el acuerdo esté cerca de llegar. ¿Dónde acabará el sofá de Chester?