Compartir

La toma de partido del político español han merecido, incluso, que el Consejo de informativos de TVE y los sindicatos del ente público mostrasen su “máxima repulsa” hacia las acusaciones de Agustín Conde. No ha sido únicas. Y es que esas declaraciones sobre el relevo de Yolanda Álvarez como corresponsal de TVE en Jerusalén ha generado muchas reacciones y críticas.

“Por fin TVE cesa a su corresponsal en Jerusalén, que parecía una activista de Hamás en contra de Israel”. Con este tuit en su cuenta de la red social, celebraba Agustín Conde eurodiputado popular el cese dela periodista. 

De momento los sindicatos de TVE ya han pedido a los responsables de Prado del Rey y al PP que desautoricen al parlamentario, y en el caso de UGT, la actuación de la Fiscalía por un posible delito, según cuenta la web Teinteresa.es.

El Consejo de Informativos de TVE ha mostrado en un comunicado su “máxima repulsa” por “la infame acusación que el diputado del PP Agustín Conde ha realizado contra nuestra compañera y corresponsal en Israel, Yolanda Álvarez, que será relevada de su cargo próximamente por decisión de la Dirección de Informativos- y a la que ha acusado de parecer una activista de Hamás, una organización calificada por Estados Unidos como terrorista”.

“Tildar de terrorista a una compañera, sin prueba alguna que lo avale salvo su negativa a desinformar mintiendo u ocultando según los deseos de Israel, es tan grave como las barbaridades que se han publicado en Twitter respecto al dramático accidente aéreo en Los Alpes”, aseguran desde la secciónn sindical de UGT. 

Por Tod ello, el sindicato exige “la dimisión” del parlamentario popular. Por su parte, y tras las críticas, Agustín Conde publicó sendos 'tuits' en los que defiende su derecho a pronunciarse sobre el trabajo de un periodista: “¿Puede una periodista dar sus opiniones? Sí. ¿Puede alguien que no es periodista opinar sobre lo que dice el periodista? También”, afirmaba para liar aún más la madeja.