Compartir

Emotivo y lleno de humor. Así fue la despedida a Desi en Cuéntame, papel que interpretó durante todas las temporadas el actor fallecido el pasado 28 de agosto por cáncer de pulmón, Roberto Cairo. Él fue el gran protagonista del octavo capítulo de la nueva temporada, en el que los telespectadores pudieron disfrutar de una montaña rusa de lágrimas con risas incluidas. Un cóctel brillante aplaudido por la crítica y por todos los que lo vieron.

Las lágrimas de Antonio (Imanol Arias) fueron más allá de la simple ficción. “Mi mejor amigo. El que más he querido. Te voy a echar mucho de menos, Desi”, le decía a la urna que contenía las cenizas del fallecido personaje. Menchu, la novia del pueblo, le dio la mala noticia de que estaba enfermo y se fue porque no querían que sus amigos sufrieran.

En el bar, entre tanta conmoción y con Clara y Josete llorando, todos brindaron en su honor recordando los buenos momentos que habían pasado con él. “Me ayudó cuando lo necesitaba y quiero creer que yo también. Enorme esa gran persona que había debajo del pellejo”, pronunciaba Antonio.

Las cenizas de Desi acaban esparcidas por el barrio de San Genaro, previamente robadas por María y sus amigos, y con la voz en off confesando que se llevaba gran parte de la historia. Un final que no termina ahí porque siempre estará ahí, en la calle del Doctor Roberto Cairo.