Compartir

En Gran Hermano VIP siempre hay algún concursante que quiere abandonar la casa. Parece que la 'pasta gansa' que se lleva ahí dentro no les consuela y muchos de ellos prefieren salir por la puerta de atrás del programa de Telecinco. La última en querer marcharse ha sido Aguasantas, que ha tenido un bajón importante tras tener una pelea bastante fuerte con Víctor Sandoval.

En Guadalíx aún estaban demasiado recientes las nominaciones del pasado domingo, que se tuvieron que repetir tras las trampas de Belén Esteban, y fue el propio Víctor Sandoval el que calentó el asuntó arremetiendo contra Aguasantas. “Ahora entiendo muchas de las cosas que decía Raquel Bollo”, gritaba el colaborador de Telecinco. La joven no se calló y le replicó con un simple pero contundente “no vayas por ahí”. Sandoval tampoco se arrugó y le dedicó un bonito “yo voy por donde me da la gana”.

'Santy', como es conocida en la casa, ha explotado tras la discusión y le confesaba a Ares que no aguantaba ni un minuto más en la casa. La televisiva le avisaba de que “esto era la guerra” y que “era sólo el comienzo”, ya que tiene claro de que van a ir a por ellas.

Sin embargo, Aguasantas no es la única que parece querer abandonar la casa. Y es que Belén Esteban no pasa por un buen momento personal dentro del concurso y ha pedido a sus compañeros que la nominen para comprobar si realmente tiene el apoyo de la audiencia tras el incidente por el cual se repitieron las nominaciones.