domingo, 27 septiembre 2020 3:17

Adán y Eva: Daniel Folla, el galán que acabó siendo el segundo plato de Rachel

Después de la sonada entrega de 'Adán y Eva' que revolucionó las redes sociales con la aparición de Coman, el africano irundarra con el 'dragón negro', era muy difícil mantener el nivel. Sin embargo, los guionistas se lo curraron y ofrecieron un final diferente al de programas anteriores.

En un primer momento, Cupido parecía haber llegado a la vida de Rachel, una exótica canaria y Daniel Folla, un galán con alma de pseudohumilde que parecía haber conquistado el corazón de su 'Eva'. La cosa fue tan bien que además de compartir confidencias, compartieron pasión en la cabaña de la playa.

Las tornas cambiaron con la llegada a la isla de Paco, un agente de la Policía Nacional, que provocó una tormenta que acabó por conquistar a la canaria. Y es que sus atributos físicos eran indiscutibles, además de su inteligencia para engañar por completo a su 'Eva'. Una 'Eva' que tampoco tuvo problema en conocer a fondo a Paco en la primera noche. 

Y así llegó el tercer día, con los chicos desnudos por fuera pero no tanto por dentro. Rachel recibió un mensaje en una botella de cristal que le advertía que uno de los dos le había mentido y que no había sido del todo sincero: fue infiel a su última pareja.

Daniel Folla se puso nervioso y empezó a atacar a su rival, algo que Rachel entendió como clave para entender que él había sido el infiel. Paco, por el contrario, se mantenía muy tranquilo, quizás porque ya está acostumbrado a engañar a las mujeres con este estilo.

Sea como fuera, llegó la elección final y Rachel, por el físico y por la 'infidelidad' de Daniel, se decantó por Paco. Ya vestidos, este último tenía que escoger y decidió seguir adelante con Rachel. Sin embargo, la canaria se enteró de que el infiel había sido él, desechó continuar una relación y con él y ahí fue cuando apareció Daniel Folla, cual segundo plato de restaurante barato, para llevarse a su 'Eva' para siempre.