Compartir

1Probablemente todos nos hemos hecho la misma pregunta: ¿Cómo ha podido triunfar una serie sobre zomb

Probablemente todos nos hemos hecho la misma pregunta: ¿Cómo ha podido triunfar una serie sobre zombis sangrienta a más no poder y sobre la que ya se han hecho cientos de películas del estilo REC, Zombies Paty o 28 días después. The Walking Dead ofrece algo completamente diferente y que acaba calando, aunque pueda sorprender, entre todos los públicos, ya sean adolescentes, adultos o europeos y norteamericanos.Y es que todo se basa en un policía estadounidense- Rick Grimmes- que despierta de un coma después de sufrir un accidente ocurrido cuando perseguía a unos sanguinarios ladrones. Cuando despierta de él, la vida es diferente. Los humanos han sido invadidos por los zombies. Un momento en el que hay que hacer un parón reflexivo y empezar a agarrarse del sillón porque todo lo que viene después sorprende… y mucho.¿CUÁLES SON LAS RECETAS DEL ÉXITO?En primer lugar, sorprende la gran calidad técnica que rodea a la ficción. Los efectos especiales y el uso del maquillaje hacen que el zombie goce de un realismo espectacular, con unos acabados que tendrían reservado año tras año un Oscar en este apartado.No se puede dejar de lado tampoco el gran arraigo que causaron losmics de The Walking Dead en fechas anteriores. La saga consiguió- y lo sigue haciendo día tras día- arraigar más seguidores por este motivo hasta convertirse en todo un fenómeno fan. A pesar de estar ya en la quinta temporada, la marca de la serie no pasa factura y las cifras de audiencia llevando en niveles estables desde hace varios años. A pesar de hay diferencias evidentes entre el cómic y la serie siempre es de agradecer que los guionistas intenten dar forma a las viñetas que creó en 2003 el escritor Robert Kirkman. Todo hay que decirlo, la trama supone mucho más que una sanguinaria persecución de zombies y humanos. El suspense predomina por encima del miedo o del terror, como pudiera pensar la mayoría. Más que miedo producen algo de asco. Por encima de todo ello hay amor, erótica del poder y la impactante evolución psicológica de todos y cada uno de los personajes que debido a las situaciones límites a las que se enfrentan pasan de la más completa felicidad al auténtico enajenamiento mental en sólo unos segundos. La historia a lo largo de las cinco temporadas va dando un giro espectacular y lo que jamás imaginas que acaba ocurriendo, sucede y lo supera con creces. Estás a tiempo de reengancharte a una producción que está arrasando en todo el mundo. El próximo lunes, FOX emite el 8º capítulo de la quinta temporada, día en el que se produce un parón hasta el próximo mes de febrero. Tiempo más que suficiente para engancharse a un fenómeno saludable para el espectador. Eso sí, si eres disperso con los 'flashbacks' lo vas a pasar un tanto mal. Y a partir de aquí ojo porque se avecinan SPOILERS… ¡Este es un guiño para los amantes de la serie! Repasamos los momentos más impactantes de las cuatro temporadas y media que llevamos de The Walking Dead. La evolución de SophiaDurante la segunda temporada los fans de la serie estuvieron en vilo con la pérdida de Sophia, la hija de Carol, en el bosque. Búsqueda día y noche que fue poco fructífera. El grupo se dividió por ello, unos apostaban por mantener la esperanza y otros por no arriesgar lo más mínimo por la vida de la pequeña. Lo que jamás imaginó el grupo de Rick y compañía es que Sophia había estado tanto tiempo tan cerca de ellos: en el pajar encerrado que tenía Hershel en su granja y en el cual estaban la esposa de este convertida en una zombie. Y sí, Sophia había sido devorada por los caminantes y también había cambiado su identidad. Lágrimas a flor de piel.

Atrás