Quantcast

La tensión sexual aumenta en 'Adán y Eva' con los nuevos concursantes

La nueva entrega del reality más controvertido de la televisión, Adán y Eva, ha llegado pisando fuerte. Ya prometía antes de ser emitida anoche y, sin duda, no ha defraudado nada a los telespectadores. El deseo sexual, los cuerpazos, el egocentrismo y las personalidades complicadas de los nuevos concursantes se mezclaron en la paradisiaca isla, dando lugar a uno de los mejores programas desde que se estrenaron.

Si los primeros adanes y evas metieron algunas patadas a la cultura general española, los nuevos dieron mucho juego. No fue para menos, el nuevo chico desnudo, Iván, parece que lo ha tenido todo fácil en la vida, con una prepotencia que sabe que es guapísimo y que tiene un cuerpo de infarto. Pero nunca queda bien que se lo diga él, ¿no?

El chico, muy altivo, se burló de su eva, Sara, diciéndole que era “muy fea” y mostrando los prejuicios que tenía respecto al físico. “Me esperaba una chica más guapa, os lo podíais haber currado más”, sin dudarlo ni un segundo soltó eso quedándose tan tranquilo. El físico sobre todas las cosas. No solo eso, el joven adán quería una chica rica que lo mantuviera y ella era de familia adinerada. Llegados a este punto los comentarios de los fans eran de rechazo absoluto al perfil de Iván.

Sara no quedó muy contenta con su pretendiente y se cansó mucho de él. Hasta que llegó una madrileña llamada Daniela con un cuerpo espectacular. Gogó, estudiante de psicología y “curiosexual”, o mejor dicho, bixesual. Evidentemente, el morbo y el deseo no tardaron en aparecer y la tensión comenzó a aflorar finalizando en un caliente beso entre las dos chicas que al ligoncete le ha gustado demasiado.

El adán probó su propia medicina y se quedó solo. Daniela no ha querido quedarse con él por rechazar a Sara por su físico. “No me ha parecido bien cómo te has portado con Sara. Yo quiero a un hombre que me dé seguridad, que me respete y en quien pueda confiar”, le dijo dejándole compuesto y sin novia. Totalmente merecido.

Comentarios de Facebook