Compartir

Corren malos tiempos para el 'triunfito' Alex Casademunt. Su relación con Lucía Sánchez terminó hace meses pero lo hizo con un final triste: la denuncia de la joven al cantante por una presunta agresión. Hace tan sólo unas semanas, no sabemos el porqué, la demanda fue retirada y el caso parecía cerrarse de forma definitiva.

Pero nada más lejos de la realidad porque la magistrada que está llevando la denuncia, según informa 'LOC de El Mundo', habría decidido mantener abierto el caso después de escuchar la versión de los hechos de Lucía Sánchez.

A ésta no parecen haberle convencido las razones de no seguir con el juicio. En esta tesitura, y en un giro extraño del caso, el abogado comunicó a la propia magistrada que presentaba un escrito de acusación con nuevos delitos: entre ellos, coacción, amenazas o incluso detención legal.

El caso se encuentra en un juzgado de violencia de género. Finalmente parece que no habrá impronta dental- como solicitaba el cantante para defenderse de las acusaciones que apuntan que mordió a Lucía Sánchez- pero sí hay pruebas suficientes como fotos, notas de voz o partes médicos que apoyarían, según apunta la información, la versión de la joven.

Unas pruebas que verían la luz en un juicio cuya fecha está aún por fijar.