Compartir

En medio de toda la polémica por su marcha del programa de Mediaset, Montañez se despidió ayer de la audiencia con una sonrisa de oreja a oreja y llantos de sus compañeras. La presentadora quiso dejar la televisión para centrarse en su carrera de actriz aunque en realidad, los motivos por los que abandona son otros.

Su bronca con Osborne con Pablo Iglesias de fondo, el ambiente de mal rollo con sus compañeras y lo poco que era querida entre la audiencia han hecho que Montañez haya salido del programa. Ayer, sin embargo, no dijo absolutamente nada sobre el por qué se iba de 'Hable con ellas' y sí que dejó un halo de misterio en su última frase de despedida.

“Me voy… que he quedado, pero tranquilos, me apuesto 1.000 euros a que pronto volveréis a verme en televisión”, fueron las palabras de la polémica presentadora, haciendo referencia a la apuesta que perdió con Bertín y dejando la puerta abierta a un nuevo proyecto en la pequeña pantalla, aunque no sabemos si de presentadora o de actriz.

Aunque se comentaba en cada emisión la falta de química y la antipatía de las presentadoras con Montañez, Yolanda Ramos se emocionó destacando de ella “la generosidad, autenticidad, un alto sentido de la justicia y lo burraca que es”. La nueva incorporación, Rocío Carrasco, resaltó de ella que era “mejor persona de lo que la gente creía”, pero sin embargo la despedida de Sandra y Alysson fue más bien fría.

Paz Padilla hizo su aparición como invitada en el programa ayer por la noche, entre ataques de risa, pero no confirmó ni desmintió los rumores de que ella sea la sustitución de Montañez. Habrá que esperar.