Compartir

Es verdad que no serán despedidos. La auditoría encargada por TVE concluía que Mónica López y parte de su equipo del tiempo en la casa no se habían provechado de los medios del ente en su propio provecho particular. Pero, aunque no serán despedidos -la medida que se esperaba en el peor de los casos-, sí que serán suspendidos de empleo y sueldo durante 15 días. ¿Cuál es el pecado que cometieron entonces? No haber avisado convenientemente de que habían creado sociedades propias.

Hay que recordar que RTVE había abierto expediente informativo para investigar los negocios del equipo de meteorólogos de la cadena pública está cerrado. Pues bien, la corporación concluyó este sonado proceso la pasada semana, después de dos meses en marcha. Mònica López, Albert Barniol y Martín Barreiro finalmente no serán despedidos, como se había barajado en Torrespaña. Exonerados, eso sí, recibirán un castigo por no haber actuado con total transparencia con su cadena.

Al parecer, el entorno de López está relacionado con las empresas Prometeo y Meteoplay. Varios familiares se encargaban directamente de estos negocios. 

Enseguida se iniciaron las acusaciones de comportamiento desleal con la cadena pública. Se abrió un expediente informativo sobre López, Barniol y Barreiro, los tres con contrato indefinido. El proceso ha abarcado entrevistas a los presentadores y consultas a agentes independientes, como KPMG Asesores.

Esa firma no encontró evidencias de que los meteorólogos hubieran incurrido en competencia desleal, dada la inactividad de la empresa privada constituida por éstos. Incluso se habían rastreado los correos electrónicos de los hombres del tiempo, sin localizarse hallazgos comprometedores. Sólo un mail había tratado el asunto de la empresa, pero procedía del perfil informático de un ex trabajador.

Con ese informe exculpatorio, la dirección de Recursos Humanos elaboró su pliego de cargos y, como es lógico, las oportunas alegaciones de los meteorólogos. La asesoría jurídica de RTVE, desestima el despido, aunque aboga por una puntual suspensión de empleo y sueldo para los presentadores.