Compartir

El 'buenrrollismo' que impera habitualmente en el plató de La Voz quedó ayer en entredicho en la gala final… Y es que son momentos de mucha tensión.

El favorito era el candidato de Malú, David Barrull, dotado de una voz maravillosa y ganador de hecho del concurso. Pero Bisbal, que ganó de la edición del año pasdo, quería repetir en esta ocasión y durante días ha llevado una agresiva campaña en favor de Dina, su protegida.

El incio de la trifulca lo desataron unos comentarios de Malú, que para apoyar a su candidato dijo que ella no necesitaba llamar a los clubes de fans para pedirles el voto. Momentos después, a la vuelta de la publicidad, Malú quiso intervenir y pedir disculpas a David Bisbal porque le habían molestado sus palabras.

David contestó entonces visiblemente molesto: “Tú eres dueña de tus palabras, pero para mí los clubes de fans son muy importantes y les voy a cuidar toda mi vida”.

La respuesta que también subidita de tono: “Ahí sí que sale el miura. Yo llevo 16 años cuidando a los míos también. Ni muchísimo menos he dicho que se trate de cuidar o de dejar de cuidar a los fans. He dicho que yo no les he llamado para que voten. Era una broma”.

Llegados a este punto zanjaron la polémica con un gélido beso a petición de Rosario. Un momento agrio que empañó la final del programa.