Compartir

Arrabal, Canales y Javier Estévez tuvieron que enfrentarse anoche a
la última oportunidad.
El reto no era sencillo, Rodrigo de la Calle -el
chef de Villa Magna- propuso a los concursantes cocinar un plato en el
que la protagonista fuera la lechuga. Los tres concursantes apostaron
por el licuado y el vacío, pero el Jefe de Cocina del restaurante El
Bohío no supo estar a la altura y el jurado le pidió que recogiera sus
cuchillos.

Chicote, Susi Díaz y Ángel León consideraron que el
plato de Antonio Canales sabía demasiado a lechuga
, pero no aportaba
nada más y pasaron por encima el plato de sus compañeros. “Lavarás la
lechuga, ¿no?” le recordó Rodrigo de la Calle en medio de la prueba. Y
es que Canales no tuvo su noche.

Ser uno de los favoritos no le
libró de la expulsión, ni mucho menos.
El reto de grupo, que llevó a
Canales a la prueba de eliminación, era cocinar una caldereta para las
peñas de Cabanillas del Campo. 400 euros para hacer la compra y apenas
una hora para cocinar.
El grupo de Canales apostó por una receta más
tradicional, pero la gente prefirió el plato de Bárbara, Miguel y
Begoña.

Canales no pudo estar anoche en el Almacén, un accidente
de tráfico con su moto poco después de que acabara el concurso lo
mantienen alejado de las cámaras. Su familia, a través del programa,
anunció que se recupera de forma favorable.