miércoles, 23 septiembre 2020 18:29

#NiñosRobados: Conchita y Violeta, las víctimas de sor Eulalia

La TV movie de Telecinco 'Niños robados' barrió anoche en audiencia (22,6%) al 'Top chef' de Chicote (13,7%) que baja dos puntos. Y es que la miniserie, que se terminará de emitir esta noche a partir de las 22:00 horas, no defraudó a la audiencia. Las críticas ya la estaban poniendo por las nubes antes de ser emitida. Y normal. La actuación de Blanca Portillo encarnando a Sor Eulalia es absolutamente brillante, si bien también están estupendas Macarena García y Nadia de Santiago, en los papeles de Violeta y Conchita, dos jóvenes madres indefensas víctimas de la trama de bebés robados. Y qué decir de Emilio Gutiérrez Caba en el papel del ginecólogo. Soberbio.

En el primer episodio emitido por Telecinco, sor Eulalia se encuentra con dos mujeres que intentan entorpecer sus macabros planes junto al doctor implicado en la trama de bebés. Dos jóvenes valientes que, a pesar de las adversidades, están dispuestas a salir adelante con sus embarazos y sus niños, cuando se cruzan con esta monja. No lo tiene fácil para robarle a las recién nacidas, pero al final lo consigue siempre hablando de la voluntad de Dios, que quiere lo mejor para sus futuros. A una de ellas le engaña diciéndole que le cuidará a la pequeña mientras la madre trata de conseguir dinero y un trabajo para poder mantenerla, mientras que a la otra directamente le dice que su niña ha muerto en el parto. Al regresar la primera a por la niña tal y como habían pactado, Sor Eulalia ha destruido el historial y le dice que no la ha visto jamás. La echa de la clínica tratándola de loca y comienza el calvario de la chica, que sólo cuenta con una foto que una inocente enfermera, apartada por Sor Eulalia, le hizo nada más nacer.

Por supuesto, está pactado que los dos bebés, nacidos a mediados de mayo de 1974, sean entregados a dos matrimonios ricos que no pueden procrear, a cambio de una suculenta suma de dinero y silencio.

La segunda parte contará con la actuación de Adriana Ugarte, una de las hijas robadas, ya mayor, que hace lo posible por encontrar a su madre una vez sale a la luz este tremendo caso.