Compartir

“Me hacía ilusión contar mi vida con mi propia voz. No es una crítica a cómo la han contado hasta ahora en la prensa rosa, nada que ver. Estoy encantada de cómo han contado mi vida. Estoy muy agradecida a la prensa. Como ya sabéis, el '¡Hola!' es nuestro álbum familiar, pero como dice el lema del programa, 'ahora mi vida la cuento yo”. Quien habla es Tamara Falcó Preysler, la hijísima de Isabel Preysler y de Carlos Falcó, Marqués de Griñón. Ella será la única protagonista de 'We love Tamara', la nueva apuesta de Cosmopolitan TV para este curso.

'We love Tamara' se estrenará el jueves 12 en prime time y será un “personality show”, como su propia protagonista afirma. “Es que la gente asocia el término “reality” a un programa en el que vemos a alguien lavarse los dientes o cosas así, y este no es el caso”, explica.

Una hora de retraso

Como toda diva que se precie, Tamara Falcó se permitió llegar una hora tarde a la presentación (prevista a las once de la mañana). Aunque para los presentes, ávidos plumillas en busca de titular, mereció la pena. “Estudié periodismo y no sabía cómo encajar eso. Y este proyecto es perfecto para empezar en la televisión. Era mi sueño. Es que los niños quieren ser futbolistas y las niñas, actrices“; “soy Tamara la que se va de fiesta, pero también la religiosa. Soy esas dos. Hay que hacer un buen balance. Además, como recordaréis, el primer milagro que hizo Jesús fue convertir el agua en vino”; “me apetecía ser estrella de televisión” (como a quien le apetece tostada para desayunar), “no siento pudor en mostrarme como soy, pero me da mucha vergüenza verme” o “el programa ha captado la esencia de mi vida” fueron algunas de las perlas que Tamara Falcó soltó durante su extensa presentación.

Amén de confirmar sin tapujos su pasión por la religión católica: le gusta el nuevo Papa, no tiene nada en contra de Benedicto XVI, habla con Dios y va mucho a misa. “Todos los días a las ocho de la mañana, antes de desayunar”.

En 'We love Tamara', la hija de Preysler y el Marqués de Griñón (que solo concedió entrevistas personales a dos medios de comunicación) se dejará ver en momentos cotidianos de su vida. A saber: haciendo paracaidismo con la princesa Scilla Ruffo di Calabria, pasando una velada en compañía de su madre y el diseñador Giorgio Armani en la Semana de la Alta Costura de París, cenando con Alaska y Mario Vaquerizo en la terraza del Círculo de Bellas Artes o en confesiones con el diseñador Christian Lacroix.

Otros de los personajes que pasarán por el 'personality show' son Boris Izaguirre; sus padres, Isabel Preysler y Carlos Falcó; sus hermanos, Julio Iglesias Jr. y Enrique Iglesias; su cuñada, Charisse Verhaert o su primo, Álvaro Preysler.

Lo que no veremos son escenas sobre su vida amorosa, porque dice que hace años que no tiene una relación. “Ni Dios quiere casarse conmigo, pero ya llegará, ya…”, advierte. Aunque no lo veremos en esta temporada.