Compartir

Con tan sólo 27 años, Amos Winbush III es el presidente de una empresa de tecnología valorada en 200 millones de dólares. Junto a su esposa vive en un lujoso apartamento de Wall Street que abandonará durante una semana para infiltrarse en Millonario Anónimo.