Quantcast

Buñuelismo

Desde que a aquel chico de Calanda, metido en la Residencia de Estudiantes, se le ocurriera pasar la fina cuchilla de la navaja por el cristalino del ojo, ni el cine ni las artes visuales en general han sido lo mismo. Celebramos cada año que el perro andaluz siga lanzando su incesante ladrido vanguardista, dejando que el surrealismo dé un sentido más profundo a nuestras visiones y nuestra vida.

Comentarios de Facebook