Compartir

Sorpresón en la primera noche de 'Campamento de verano', el nuevo reality show de Telecinco que se ha llevado a una ecléctica selección del famoseo a disfrutar de las vacaciones entre mosquitos, matorrales y tiendas de campaña en la Sierra de Gredos. Lo que ha hecho parpadear y frotarse los ojos con toda seguridad a gran parte de la audiencia en el programa de esta noche es haber visto entre tertulianas, ocasionales del gremio del 'talk show' y galanes de la pequeña pantalla es a la literata Lucia Etxebarria. “No quiero ganar, con aguantar tres semanas suficiente”, afirmó la escritora, quien justificó su entrada en el concurso en una deuda que le reclama Hacienda. “Tengo facturas por pagar”, añadió.

Ataviada con un toque scout y una camiseta un tanto escotada, acompañada de sus perros, ha explicado que cuando dio la noticia a su madre, esta le pidió que ni “enseñase las tetas” ni se pelease con nadie. Sin embargo, parece que sus motivos no han convencido a sus compañeros que han puesto tanto a ella como a Carmen Bazán en la bandeja de salida. Etxebarria recibió, entre otros, las nominaciones de Esteban -el 'musculitos' que ha cambiado la arena y el desmadre de 'Gandía Shore' por la montaña- que dijo desconocer quién era la ganadora del Premio Planeta y que “creía que era una señora que venía a traer a los perros”.

“¿Qué por qué he hecho semejante locura? La razón es muy simple: debo una pasta a Hacienda“, escribió en su cuenta de Facebook. “No puedo obtener de la noche a la mañana, chasqueando los dedos, una cantidad como la que me piden. Pero tú has ganado un Planeta me dicen siempre. Sí, y de eso hace ocho años”, cuenta la escritora. “Lo que quedó se fue en pagar la casa y la casa de Marruecos. Que no es una casaza, no”, remacha, para agregar “cuando las oportunidades nos salen al paso, no suele ir vestida como esperábamos encontrarlas”. Asegura que lleva “un año dando todo tipo de vueltas” a dónde sacar el dinero para pagar la sanción por una supuesta infracción que niega haber cometido a Hacienda y que se le presentó la oportunidad y le ofrecieron ir también a 'Acorralados', posibilidad que rechazó porque estaba en proceso de adopción de una hija, uno de los motivos que le ha empujado a aceptar un sitio en el nuevo programa de la cadena de Fuencarral.