Quantcast

Por qué hasta que no juegues a “Fall Guys” y entiendas qué son los copycats no vas a morir a gusto

Antes teníamos la canción del verano. Ahora, además de canción, existen también los videojuegos o aplicaciones del verano. Y el videojuego de este verano, sin ningún género de duda, ha sido “Fall Guys”. Un juego muy sencillo y a la vez muy divertido que ha arrasado en PC y Playstation 4. Un vistazo rápido en Youtube nos bastará para darnos cuenta de que millones de personas en todo el globo se han vuelto adictas a “Fall Guys”. Los vídeos de partidas y consejos para el juego acumulan miles y miles de reproducciones.

¿Y de dónde sale este battle-royale que tanto está triunfando entre el público? La empresa desarrolladora del mismo es Mediatonic, dirigida por Paul Croft. Pero la pregunta que se hace todo el mundo es otra muy distinta. Si tanto éxito tiene “Fall Guys”, ¿por qué no sacan una versión móvil, más accesible y barata? La respuesta es que en ello están, pero pasito a pasito.

El propio Croft confirmó hace unos días en una revista especializada que ya se está desarrollando una versión móvil. Pero esta, de momento, solo verá la luz en China. La compañía asiática de entretenimiento Bilibili se ha hecho con los derechos del battle royale para adaptarlo a pantallas móviles. Es de esperar que, una vez instalado allá, acabe llegando al resto del mercado internacional.

Tal está siendo la fiebre por este videojuego que hasta ha atraído la atención de los estafadores. Mediatonic ha detectado que hay personas ofreciendo una supuesta versión móvil del juego. Y, por supuesto, cobrando por ella. La cuenta oficial de Twitter de “Fall Guys” tuvo que publicar un mensaje para prevenir a los incautos de esta estafa.

La aplicación fake superó las 80.000 descargas antes de ser retirada de Apple Store.

Además, tanto en Apple Store como en Google Play vamos a encontrarnos con multitud de “copycats”. Esto es, aplicaciones que copian sin reparo el estilo y la dinámica del videojuego. En el servidor de Apple podemos descargarnos  “Silly Race”, “Run Royale 3D” y “Knockout Race”, que permiten jugar algunas de las pruebas del original. Y con publicidad, por supuesto. En Google Play hay más de cincuenta aplicaciones de este tipo que aprovechan el tirón del videojuego.

No tan simple como parece

Ciertamente, los números de “Fall Guys” son de vértigo. El juego salió a la venta el 4 de agosto, y al cabo de una semana ya había vendido dos millones de copias. Hasta sesenta millones de jugadores visitaron sus servidores en el mismo tiempo. Un millón y medio lo hicieron en las primeras 24 horas de vida del juego. Unas cifras en absoluto corrientes en la industria del videojuego.

Tal fue la avalancha de jugadores que Mediatonic, a los tres días de sacarlo a la venta, tuvo que retirarlo brevemente para hacerle unos retoques. El motivo no era otro que la masificación. Sencillamente, “Fall Guys” no estaba preparado para soportar tantos millones de jugadores.

¿Y cuál es el secreto de este juego? Lo cierto es que su sencillez engaña. Sin duda que esa dinámica asequible está detrás del inmenso éxito del juego. Cualquiera puede jugar, y divertirse, con “Fall Guys”. Hay un diseño muy cuidadoso de las normas y la mecánica que hacen de “Fall Guys” un producto ciertamente refinado. No alcanza, por supuesto, la complejidad de “Call of Duty” o un “Fortnite”. Pero sus virtudes son otras.

La estética es otro de sus puntos fuertes. “Fall Guys” está hecho con un colorido kitsch muy resultón. Esos colores chillones, los disfraces, esa atmósfera como de parque infantil son un aliciente para pasar un buen rato enfrascado en una partida. Es inconfundible la semejanza de sus muñecos con los del programa de televisión llamado en España “Humor amarillo”, conocido originalmente como “Takeshi Castle”.

Las normas de “Fall Guys” no tienen ningún misterio. Cada partida consta de cinco pruebas, individuales o en grupo, y tu objetivo, lo habrás adivinado, es pasarte todas las pruebas posibles. En las pruebas individuales, tú contra el mundo. ¿Por ejemplo? Sortear obstáculos hasta alcanzar la meta el primero, completar un circuito esquivando las baldosas falsas o el juego de la lava escaladora, en el que debemos llegar a la meta y evitar que nos alcance la lava.

Las pruebas grupales tienen algo más de complejidad: coger los huevos y guardarlos en el nido de nuestro equipo para conseguir puntos, mantener las pelotas en nuestra área, saltar a través de un aro, anotar goles en la portería de los rivales…Nada extraordinario, pero suficiente para garantizarnos unas horas de diversión junto a los amigos.

Pero, recuérdalo, en “Fall Guys” no existen los amigos. Y ahí está parte de su gracia. Porque los jugadores no solo van a lo suyo, sino que también pueden agarrar y empujar a los adversarios para impedir que avancen. Quedas avisado.

Comentarios de Facebook