Compartir

Tras sorprender a todo el mercado con Hellblade: Senua’s Sacrifice, un juego en primera persona de grandísima calidad. Ninja Theory vuelve con un multijugador al más puro estilo Overwatch. Xbox y PC reciben este Bleeding Edge que es un juego multijugador con un enfoque algo diferente a lo que estamos habituados en el panorama actual. Divertido, atrevido y original es lo que definen a esta nueva obra del estudio británico que ya se puede disfrutar gratuitamente si dispones del Gamepass de Microsoft.

En Bleeding Edge prima el combate cuerpo a cuerpo más que las armas de largo alcance, este es el punto definitorio y que le da la diferencia con respeto a otros juegos similares. Contamos con tres clases de personajes: Tanque, Asesino y Apoyo y entre las tres clases hasta 11 protagonistas distintos y con aspectos de lo más llamativo. En cuanto a lo que hacen las clases, los tanques son personajes potentes tanto en el ataque con en el aguante de daño pero bastante lentos por su gran tamaño.

La clase de apoyo es la clase médica, la que tiene habilidades de curación y protección para nuestro equipos aunque sin dejar de lado el ataque para dañar al equipo contrario. Por su parte los asesinos son la clase rápida y ágil que permite una distancia menor con el rival para el golpeo, son ideales para atacar cuando el tanque haya abierto espacio, seguidos de un personaje de curación que permita aguantar más tiempo.

Cada uno de los 11 personajes tiene sus habilidades diferentes entre las tres básicas con el tiempo habitual de recarga tras usarlas, un contador de segundos que aparece en pantalla y una habilidad superior, con un tiempo de recarga más lento que el de las habilidades básicas. De estas habilidades superiores cada personaje tiene 2 para seleccionar, así podemos personalizar un poco el sentido que queremos darle en ataque y habilidades a nuestra elección.

Además según vayamos mejorando al personaje al jugar mucho con él, iremos desbloqueando unos modificadores nuevos que permitirán cambiar las habilidades según lo que queramos elegir, por ejemplo mejorando el tiempo de recarga o la duración de las habilidades. Esto permite ir retocando esto según nuestro gusto para ir evolucionando al personaje a medida que vamos jugando con él y ganando experiencia.

Otro de los puntos que hemos encontrado que son distintos a lo que ya conocemos del género es la velocidad de juego. En Bleeding Edge se nota una ralentización de movimientos, que ojo, no le quita ni un ápice de caos a las partidas. Si venimos de nuevas a un juego de este género, quizás al comienzo nos vamos a perder un poco a pesar de ser algo más lentos que el resto pero que con unas cuantas partidas nos haremos a la perfección con el funcionamiento de la partida y qué es lo que hay que hacer.

La lentitud de movimiento de los personajes se ve contrarrestada con un pequeño vehículo que les hace moverse algo más rápido y con plataformas de salto y habilidades que aceleran el ir de un lugar a otro. El juego no es que sea lento de por si, es que ofrece este extra de movimiento como un elemento más de la partida, algo inteligente por parte de los chicos de Ninja Theory. Hay varios modos de juego en Bleeding Edge, pero en todos, ya lo dice el juego al principio, la comunicación y la cooperación. Lo normal es tener equipos equilibrados con varios miembros de diferentes clases y poder jugar en equipo. Si no se juega en equipo, la diversión será menor y seguramente la mayoría de las partidas acaben en derrota, así que os animamos a jugarlo con varios amigos más para que la experiencia sea la mejor posible.

Hay varios modos de juego por objetivos y varios escenarios. Gráficamente el juego luce bien y los 60fps son constantes sin bajadas de rendimiento ni tirones. Los personajes tienen un gran trabajo artístico haciéndolos únicos y seguro que entre todos tendremos a uno preferido. Todos con un aspecto postmoderno, Escenarios como decimos de lo más variado y personajes con un estilo cellshading muy curioso. El sonido no es del todo malo pero no destaca. Un doblaje en inglés pero traducido por subtítulos al español, algo que se agradece.

Bleeding Edge sin duda es un juego que viene a ampliar el catálogo de MOBAS a Xbox y además Microsoft ha apostado fuerte por él ofreciéndolo en Gamepass tanto para Xbox One como para PC. Juega divertidas partidas de 4vs4 con un toque de combate cuerpo a cuerpo que no lo tiene ningún otro juego del género y que es el punto que le hace distinto, innovador y por qué no decirlo, más divertido. Si queréis pasarlo bien ya podéis disfrutar de Bleeding Edge de Ninja Theory, el nuevo multijugador competitivo, de forma gratuita con el Gamepass de Microsoft.