Compartir

En ocasiones nuestras videoconsolas de Sony se saturan de tanto uso, instalación de juegos, parches y películas, por lo que al paso de los años puede ralentizarse considerablemente el arranque del sistema, así como moverse por el menú XMB. Una opción interesante para devolver la vida a nuestra PS3 es formatear y restaurar todo el sistema.

Lo primero que vamos a hacer es enchufar un disco duro a nuestro sistema PS3 y realizar una copia de seguridad de los savedatas de nuestros juegos, esto suele tardar pocos minutos ya que los juegos salvados no ocupan muchos megabytes. Si tenemos la cuenta PlaystationPlus tendremos los datos en la nube, por lo que podemos saltar este paso. Después debemos ir a la zona privada de nuestra PS3, concretamente a nuestro perfil, para desactivar el sistema y evitar problemas posteriores.

Después iremos al menú principal de nuestra PS3, colocándonos en Ajustes, después iremos a Ajustes de sistema y seleccionamos Restablecer ajustes predeterminados. Ahí tendremos una lista con todo lo que se restaurará. Pulsamos X y la operación tardará varios minutos en realizarse.

Otro método más aconsejable es directamente formatear. Aquí iremos de nuevo al menú principal, Ajustes, Restablecer sistema Ps3. En esta fase podemos crear una copia de seguridad en un disco duro extraíble, pero recomendamos hacer solo una copia de los savedata, ya que el resto de descargas las podemos hacer después, desde la lista de compras de PSN si son juegos digitales, o instalar los parches insertando de nuevo los juegos si son en formato físico. Una vez pulsemos en restablecer sistema, podemos utilizar el formato completo o rápido. Siendo este último mejor para dejarlo todo 'de serie'. Estas opciones tardan varias horas, pero a la larga es un proceso recomendable si somos 'jugones' y quemamos nuestras consolas.