Compartir

Los usuarios del servicio de videollamadas de Apple, Facetime, se han visto expuestos a una brecha en la seguridad que ha puesto en riesgo su intimidad. El fallo técnico ha permitido escuchar e incluso ver con la cámara frontal a otras personas, en una llamada grupal, sin que hubieran descolgado el teléfono.

Para poner fin a este fallo, la compañía norteamericana va a lanzar una actualización de software iOS, que según han confirmado fuentes de la compañía a medios especializados, llegará a lo largo de la semana.

Poco después de que esta madrugada se detectara el problema, Apple ha suprimido la función de Facetime por un “problema” sin especificar.

El fallo tenía lugar cuando, al llamar a una persona por Facetime, y deslizar la pantalla hacia arriba, con el objeto de añadir a un tercero, se iniciaba una llamada grupal en la que podías “espiar” a ese interlocutor sin que hubiera aceptado la llamada. Muchos internautas han grabado la experiencia y la han compartido en Twitter.