sábado, 26 septiembre 2020 14:03

Philip Morris pide a los reguladores que “permitan avanzar” a la innovación

Expertos piden flexibilidad para la innovación y precaución en su regulación para no frenarla

La vicepresidenta de Comunicación científica y estratégica de Philip Morris International (PMI), Moira Gilchrist, ha pedido a los reguladores de los diferentes Estados que adapten los textos normativos a los nuevos datos científicos y “permitan avanzar” a la innovación “a la velocidad adecuada”.

Así se expresó la también especialista en farmacia dentro de un evento organizado por la compañía bajo el título ‘Hechos científicos o ciencia ficción’, en el que también participaron el cofundador de Wikipedia Jimmy Wales o la responsable global de inteligencia artificial de Accenture, Rumman Chowdhury.

Gilchrist pidió, en todo caso, “no ir más allá de lo que los datos” dicen y pidió a toda la sociedad “ser respetuosa con el método científico”: “con lo que se sabe y lo que no se sabe”, incidió.

Para la experta, hay que tener la “mente fría sobre las evidencias” científicas y para evitar dudas sobre las presiones o conflictos de interés de todo tipo –empresariales pero también “ideológicas”– reclamó la máxima “transparencia y claridad” sobre los datos y también el máximo diálogo y colaboración.

PMI PIDE “FLEXIBILIDAD” PARA LA INNOVACIÓN

Para la directiva de PMI, la “diversidad de opiniones permite moverse a la innovación” y la labor de los reguladores es estar atentos al cambio y permitir que ésta avance e “impulsarla a una velocidad correcta, con flexibilidad”. “Nos tenemos que mover juntos científicos y sociedad”, remarcó.

Chowdhury (Accenture) expresó su “solidaridad con los reguladores” por la dificultad del trabajo que les corresponde, pues son “muchos elementos” los que hay que valorar, además de la “presión [social] por ofrecer respuestas rápidas”. “Lo hemos visto con el coronavirus”, sostuvo.

EL SER HUMANO BUSCA “LO QUE QUIERE ESCUCHAR”

Además, lamentó que esa presión social empuje a algunas personas en la ‘mala’ dirección: la de internet o las redes sociales en la búsqueda de aquellas “voces que te dicen lo que quieres escuchar”.

“Es la naturaleza humana, confiar más en un tipo de Youtube que te dice lo que quieres oír, que te ofrece respuestas”, lamentó, haciendo referencia a la dificultad y complejidad que tienen especialmente los asuntos científicos.

Chowdhury, por su parte, insistió también en la importancia de “ser honestos sobre lo que no sabemos” y reclamó siempre la máxima “transparencia” al respecto. Por ello, abogó por “conversaciones científicas abiertas”, con especial atención a la ética y el cruce de expertos de muchos campos.

WALES (WIKIPEDIA) PIDE PRECAUCIÓN A LA HORA DE REGULAR

Wales (Wikipedia), mientras, pidió “más reflexión” sobre todo lo que tiene que ver con ciencia e innovación y reconoció que los legisladores muchas veces se enfrentan a un enorme reto que es “no hacer las cosas peor de lo que son”.

A este respecto, puso como ejemplo el control que se quiere que redes sociales como Facebook tengan sobre la información que se vierte en sus plataformas. “Al final yo no quiero que sea Mark Zuckerberg quien decida qué puede ser objeto de debate o no”, incidió.