Compartir

El fabricante de móviles Huawei ha respondido a la decisión de Google de vetar su relación y ha lanzado un mensaje de calma a sus usuarios. Su presidente, Ren Zhengfei, ha asegurado además que no afectará al despliegue del 5G y se ha mostrado muy seguro de la fortaleza de la compañía: “La práctica actual de los políticos de EEUU subestima nuestra fuerza”

El gigante tecnológico chino ha prometido en su comunicado oficial que seguirá ofreciendo actualizaciones y servicios postventa a todos sus terminales, y que continuará trabajando en la creación de un ecosistema de software seguro. Una declaración emitía apenas horas después de que el Departamento de Comercio estadounidense matizara su orden ejecutiva y concediera un plazo de 90 días para implantar el veto, y preparar así la transición que dejará fuera al gigante tecnológico chino y sus filiales.

En el documento, la asiática ha defendido el trabajo realizado con la norteamericana poniendo el acento en que ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo.

Precisamente, el presidente y fundador de Huawei ha minimizado el impacto que tendrá el veto de la norteamericana  sobre la compañía. En una entrevista a medios chinos, Ren Zhengfei ha negado que vaya a afectar al despliegue de la tecnología 5G y ha puesto el acento en que la china va por delante de sus competidores “en dos o tres años”.

En cuanto a la decisión de otras tecnológicas americanas de romper también las relaciones, ha subrayado que la compañía ya estaba preparada para salvar ese obstáculo: “Podemos hacer chips tan buenos como los que hacen las compañías estadounidenses, aunque eso no significa que no compraremos chips de ellos”.