Quantcast

Google Play reduce el peso de los videojuegos con una nueva compresión de texturas

La plataforma Google Play ha introducido una nueva técnica que permite a los desarrolladores introducir múltiples formatos de compresión de texturas a los videojuegos, de manera que se reduce el peso de los archivos finales y de las descargas.

Esta novedad forma parte de la actualización de Google Play Asset Delivery, un formato de publicación introducido recientemente que ofrece una entrega dinámica de los activos del juego, como actualizaciones automáticaas y también las texturas del juego.

Como ha anunciado Google en un comunicado, Play Asset Delivery ha incorporado la posibilidad de que los desarrolladores incluyan texturas a través de un formato de compresión conocido como Adaptive Scalable Texture Compression (ASTC).

Este formato ofrece ventajas a las aplicaciones gráficas, en especial a los videojuegos, como un rendimiento de renderizado mejorado, tiempos de carga más rápidos, una menor huella en la memoria, menor consumo de batería y una calidad visual mayor.

Entre sus principales beneficios destaca también una reducción de tamaño en las descargas y en el consumo de memoria del dispositivo, ya que las texturas 3D de ASTC ocupan hasta 36 veces menos RAM que los formatos en 2D sin compresión.

El peso de los videojuegos también puede reducirse hasta en un 30 por ciento utilizando estos sistemas, según ha comprobado el estudio gameloft, desarrollador del videojuego de carreras para móviles Asphalt Xtreme.

Esto se debe a la compresión de texturas, una función que permite que la unidad gráfica del dispositivo (GPU) renderice de forma directa texturas comprimidas a través del uso de bloques especializados.

Dado que la GPU necesita hacer menos lecturas de cada textura para llevar a cabo el renderizado gráfico, esta tecnología permite reducir el consumo de memoria y banda ancha.

Play Asset Delivery y el soporte para ASTC ya se encuentra disponible para desarrolladores, y forma parte del formato Android App Bundle, que deberán utilizar todos los videojuegos y aplicaciones de Google Play a partir de agosto de 2021.

El nuevo sistema de texturas y Play Asset Delivery serán obligatorios para los videojuegos con más de 150 MB de Assets o contenidos adjuntos.

Comentarios de Facebook