Compartir

Facebook pagaba a un grupo de usuarios de entre 13 y 35 años en secreto por instalar en sus móviles la aplicación ‘Facebook Research’, que permitía conocer toda la actividad del móvil.

Según ha informado el portal de tecnología ‘TechCrunch‘, la aplicación permitía recabar información sobre llamadas, mensajes, fotografías e incluso el historial de compras online en Amazon. Es un sistema muy similar al de la aplicación ‘Onavo’, que en teoría protegía la información del usuario, pero que en realidad permitía a Facebook recabar datos sobre ellos.

Para ocultar su implicación, Facebook camuflaba su marca bajo otras como BetaBound, uTest o Applause, que sirven para testar aplicaciones para otras compañías. Pero ahora que se ha descubierto su implicación, la compañía ha optado directamente por anunciar que darían de baja la aplicación., aunque en las condiciones que se detallaban al aceptar el servicio se explicaba toda la información que exigiría a los usuarios.

Facebook se enfrenta a una posible violación de las políticas de privacidad y las condiciones de uso de las tiendas de apps de Google y Apple, con la que ya mantiene una tensa relación.