Compartir

Que Yu-Gi-Oh! Es uno de los juegos de cartas más seguidos y practicados por millones de personas a lo largo del mundo es algo innegable. En esta época en la que lo digital está mucho más de moda y es más complicado jugar entre amigos de forma personal, este Yu-Gi-Oh! Nos trae más de 20 años de cartas reunidos en un solo juego, que ha sido desarrollado por Konami y que ahora podemos disfrutar en nuestras consolas.

Tenemos que decir que más de 10000 cartas son las que forman todo el contenido de este juego. Y es que 20 años dan para mucho. Yu-Gi-Oh! Está basado en una serie en el que unas criaturas se enfrentaban entre ellas. Este juego viene a rememorar todos esos duelos que se vieron en la pequeña pantalla. El estilo de juego es similar al de otros TCG que se juegan a día de hoy, dos jugadores hacen un combate con sus barajas y el que quite los puntos de vida al otro, vence.

Tiene su intríngulis, aunque es muy sencillo comenzar. De todas formas el juego te hace un amplio tutorial con 19 capítulos en los que de manera sencilla y con ejemplos te enseña todos los tipos de cartas, monstruos, magias, trampas, jugadas y variaciones de un juego que para dominarlo, nos puede llevar una vida, ya que es un juego muy profundo con muchísimas estrategias, muchísimas posibiliades y con una comunidad muy activa.

Más allá de explicar normas y reglas, vamos a explicar el modo de juego. Es muy sencillo, en una mesa vista desde arriba se ven los huecos en donde irán las cartas, todo esto nos lo explican en el tutorial. Y nosotros veremos las carta y a la izquierda una vista detallada de cada una de ellas que tengamos seleccionada. Si es la primera vez que jugamos, esto nos va a servir para saber qué estamos jugano, aunque realmente el juego nos ayuda bastante ya que en pantalla cuando podamos hacer algún movimiento especial, nos lo dirá para que lo hagamos.

El juego se divide en varias fases y cada fase se pueden hacer cierto movimientos, ataques o robos. Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution permite saltar animaciones y hacer que los combates sean más rápidos y con ello no se pierde fluidez en el juego. Así pues en el modo historia podemos jugar todos los duelos más icónicos del anime y podemos utilizar barajas preconstruidas o si tenemos mucha idea, podemos hacer las nuestras propias para darle un toque más interesante y utilizar otras tácticas diferentes a las que el protagonista realiza.

También podremos utilizar, una vez acabemos con nuestro rival, su propia bajara, algo que le da bastante rejugabilidad al juego. Cada vez que ganemos iremos consiguiendo cartas y monedas para adquirir nuevos sobres y cartas mejores incluyendo las de la serie GX donde ya se incluyen invocaciones por Sacrificio y Fusión, y posteriormente otro tipo de invocaciones Xyz y Arc-V. Todo ello es historia e historia de las cartas durante años y aquí las tenemos al alcance de nuestra mano. Y muy bien explicadas en el tutorial, que es básico para hacerse con todos los términos utilizados en el juego.

Podremos jugar el modo historia o el modo Battle Pack, que son retos que nos ponen en una situación a resolver y que no suelen ser sencillos pero que a cambio nos dan una gran recompensa. Aunque este modo es complicado, en online hay muchísimo nivel y el juego celebra 2 décadas de existencia, que eso no os eche para atrás porque es realmente sencillo aprender a jugar y un simpático robot nos va a ir explicando todos los procedimientos y poniéndonos en situación constantemente para poder aprender y asimilar el conocimiento.

Quizás gráficamente es donde Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution tiene su punto más débil y es que se nota que es un juego que en su inicio fue para móviles y las animaciones e ilustraciones no son demasiado detalladas. Sin embargo en la parte de las cartas tenemos que decir que hay pinturas ciertamente bonitas. Las conversaciones son bastante prescindibles. Aunque bien es verdad que al principio, si somos nuevos, cuesta adaptarse a cómo está predispuesto todo en la partida, poco a poco nos haremos con ello y finalmente, cuando conozcamos el juego en sí, es bastante intuitivo. La música cumple sin más pero sin restar. El juego viene traducido mediante textos al español y esto se agradece.

Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution Tiene ya más de 2 décadas de juego. Pero sin duda es el momento ideal para comenzar a introducirnos en este interesante universo. Como TGC es uno de los 3 más jugados el planeta y online no hay problemas para encontrar partida, eso sí, el nivel es muy alto. Un juego de cartas muy bien llevado a consolas en donde podemos controlar sin mucho esfuerzo nuestro mazo y la partida. Más de 10.000 cartas y cientos y cientos de hora por delante, sin duda si os gustan los juegos de cartas, Yu-Gi-Oh! Legacy of the Duelist: Link Evolution no os va a decepcionar, realmente profundo, táctico y con muchísimo contenido para disfrutarlo tanto por mayores como por pequeños. Una gran obra de Konami, que es quien firma su desarrollo.