viernes, 7 agosto 2020 17:22

Análisis Warhammer 40.000: Mechanicus – La estrategia de Warhammer vuelve por la puerta grande

Warhammer es uno de los juegos de mesa que más éxito ha tenido en la historia de este género. Se cuentan por millones los fanáticos y aficionados a pintar sus figuritas y organizar potentes ejércitos para jugar sus partidas de rol. La saga de Warhammer 40.000 se está adentrando bastante en el mundo digital con varios videojuegos ambientados en esta temática con una buena acogida. Ahora llega este Warhammer 40.000: Mechanicus desarrollado por Kasedo Games y distribuido en España por Koch Media.

Este Warhammer 40.000 nos trae una apasionante historia creada por Ben Counter en la que nos encargaremos de las tropas humanas que poseen la tecnología más potente y que son la avanzadilla científica de nuestra raza. Liderados por el Magos Dominus Faustinius, tendremos que explorar un planeta de reciente descubrimiento para encontrar una tecnología muy ansiada. Al llegar al planeta lo que no se esperan es lo que nos va a aguardar… que lo tendréis que descubrir por vosotros en esta gran historia perfectamente hilada y que os va a enganchar desde el principio y de la que no pensamos hacer spoilers.

Lo que nos vamos a encontrar es un juego de estrategia con mucha profundidad y que nos mete muy de lleno en el lore de Warhammer 40.000. La Adeptus Mechanicus es una facción cuya Fe se basa en la tecnología. Tiene una serie de elementos tecnológicos que hacen que los humanos sean súper mejorados e incluso lleguen a perder ese poco de humanidad que nos queda. A mandos de nuestro Tecnosacerdote deberemos ir haciendo una serie de misiones, que superan ampliamente las 45. Entre otras tareas deberemos ir investigando el planeta y luchando contra lo que nos va apareciendo al paso.

En el planeta hay unos seres dormidos que van a despertar, deberemos ir completando las misiones antes de que un contador llegue al momento en el que ellos despierten, así pues deberemos ir dándonos prisa porque tenemos esa espada de daemocles que va ejerciendo una presión en las acciones que vamos realizando. Y es que las acciones que determinemos hacer serán clave para el buen curso de nuestra aventura. Deberemos ir moviendo nuestras tropas por un tablero en el que vamos a explorar o a combatir y en muchas ocasiones decidir qué hacer.

Así pues cada aventura será diferente y podremos tomar decisiones como investigar ruinas, combatir o hacer lo que creamos que es más adecuado hacer en ese evento. Este tablero está presentado como si fuera un juego de mesa y nosotros deberemos ir señalando a dónde debemos ir en el siguiente turno. Algo que nos ha resultado bastante interesante de cara a darle contexto de juego de mesa a este Warhammer 40.000: Mechanicus.

En cuanto a los combates, vamos a enfrentarnos a una gran cantidad de enemigos muy reconocibles. Deberemos pelear en un escenario al más puro estilo XCOM en el que deberemos jugar por turnos, atacar y movernos en unos combates tácticos impresionantes. Tendremos unos movimientos limitados y unas acciones a realizar como disparar, cubrirnos, curarnos, etcétera. Podremos ir consiguiendo unos puntos de conocimiento con el que mejorar los valores de nuestros guerreros y generar más movimientos.

A medida que vamos jugando y avanzando nuestros tecnosacerdotes irán consiguiendo experiencia con la que mejorar las habilidades y convertirlos en súper guerreros épicos e indestructibles, bueno indestructibles si somos inteligentes y sabemos usarlos, si los llevamos a pecho descubierto, lo más probable es que nos quedemos sin ellos en menos que canta un gallo. Y es que hay varios tipos de unidades, desde los que van mejor en el cuerpo a cuerpo a los que a distancia hacen un daño crítico. Además contamos con los típicos cánticos de Warhammer que van modificando las batallas y el propio protocolo de la partida, un elemento que bien usado puede hacer que nuestras peleas varíen mucho y nos hagan tener una ventaja increíble en el momento más oportuno.

Si os parece poco la historia base, este Warhammer 40.000 en esta versión de consolas añade además el DLC de Heretek que incluye más profundidad a las facciones, nuevas armas y nuevas disciplinas. Además se añade una pequeña historia de gran calidad y un libro de arte digital para poder ver los diseños de las unidades.

A nivel gráfico tenemos que decir que es un juego que no alcanza la excelencia y que incluso puede parecer algo simplista en la parte del escenario al estilo de tablero. Esto se mejora en las batallas con mejores modelados y escenarios muy cuidados. Tenemos que destacar el diseño de las unidades y cómo se ha hecho un esfuerzo por recrearlas como son en el juego de tablero. En cuanto al sonido tenemos que decir que la banda sonora es bastante buena y bien ubicada en el tipo de juego y las voces, aunque en inglés también son buenas. El juego viene traducido al español mediante subtítulos, algo que se agradece.

Warhammer 40.000 Mechanicus es un juego de estrategia que nos va a dar unas buenas horas de juego y diversión con una dificultad bastante ajustada para que sea disfrutable pero también suponga un reto tanto para los menos acostumbrados a este género como para los más aficionados a la estrategia. La historia es bastante buena y engancha y gráficamente no es una gran obra maestra pero tampoco desmerece. Si lo que queréis es pasar unas cuantas horas divertidas y eres amante de Warhammer, sin duda Warhammer 40.000: Mechanicus de Kasedo Games y Koch Media te va a resultar sumamente interesante.

Artículos similares