Compartir

Vuelve uno de los juegos de estrategia y gestión más exitosos en consolas: Trópico 6. Esta sexta entrega ha sido desarrollada por Limbic Entertainment, quienes ya tienen experiencia en juegos de estrategia como Heroes VII o Might & Magic X Legacy y distribuido por Kalypso Media y Meridiem Games.

Trópico 6 nos pone en la piel de un Presidente de un pequeño país situado en unas islas del Caribe. Podremos personalizarlo a nuestro gusto poniendo barba, distintos peinados, trajes más militares, marineros, ejecutivos o incluso al estilo pirata del siglo XVIII y ponerle complementos como gorras, puros, gafas, etcétera. Tras esto podremos escoger su carácter y rasgos, así pues podremos hacer un presidente carismático, o sin destacar en ningún aspecto o uno sabio o guapo, hay hasta 12 rasgos diferentes, algunos bloqueados, que iremos desbloqueando según unos requisitos que se nos dice en pantalla.

Tras tener a nuestro Presidente listo, pasaremos a personalizar el palacio o casa presidencial con bastantes opciones y un editor bastante fácil de utilizar. Cuando tanto el presidente como nuestro palacio esté a nuestro gusto, vamos a comenzar con un tutorial para los novatos que nos enseñen lo básico de la isla, aunque en realidad son bastantes puntos y lo explica por encima todo, necesitaremos experimentar y jugar profundamente para aprender todas las partes que podremos controlar.

Para el modo de un jugador contaremos con la campaña compuesta por 15 episodios en los que se nos va relatando la historia de la isla. En esta ocasión comenzamos desde el periodo colonial cuando nuestra isla pertenece todavía al país que nos tiene bajo su mando. El objetivo será el de tener en la isla más personas que quieran la independencia a los que sean fieles a la corona. Así pues iremos realizando misiones acordadas tanto con la corona como con los que nos pueden ayudar en nuestra libertad así como conoceremos a los distintos personajes carismáticos y algunos ya aparecidos en anteriores entregas como es el caso de nuestro fiel consejero Segundo.

Trópico 6 es un simulador social y un juego de estrategia y recursos que a medida que avanzamos en las épocas, se va complicando. El juego abarca desde el colonialismo que ya hemos descrito pasando por la época de entre guerras, la época de la guerra fría y la época moderna. Para pasar a la época siguiente deberemos finalizar unas misiones que se nos dicen al comienzo de cada periodo. En cada época tenemos unos edificios por descubrir a partir de planos, unas facciones con las que lidiar y aliados y enemigos externos, así pues, por ejemplo en el segundo periodo, tras pasar la época colonial, decidiremos si somos fieles a los aliados o al eje en la Segunda Guerra Mundial, con esto conseguiremos ayuda internacional a cambio de tratados económicos o apoyo en ciertos momentos. Posteriormente nos decidiremos entre Estados Unidos o la Unión Soviética, etcétera.

Aparte de el factor externo, el importante es el factor interno. Deberemos tener contentos o al menos tranquilos a todas las facciones de nuestro territorio y que igual que en la sociedad, van evolucionando y apareciendo más y más grupos sociales. Iglesia, ejército, comunistas, capitalistas, ecologistas, etcétera. Será complicado tener a todos contentos porque lo que decidamos en beneficio para unos, va a enfadar a otros. Por supuesto que también tendremos que manejar el factor económico y tener una isla próspera. No lo hemos comentado pero en esta ocasión podremos manejar varias islas a la vez, así que la posibilidad de construcción es mayor. De esta forma podremos administrar una isla como para la población, otra para la industria y exportaciones, otra para el turismo, como idea pero cada uno es libre de colocar todo donde más le apetezca.

Como decimos, Trópico 6 a medida que va caminando hacia adelante en el periodo histórico se va volviendo más complicado de manejar y de resolver situaciones que pueden llevar a nuestro gobierno a pique como son elecciones cada ciertos años o revueltas que el ejército no pueda controlar.

El modo de campaña nos dará incontables horas pero además de la campaña contamos con un modo cajón de arena en donde podremos elegir todos los factores de las islas para jugar una partida sin límite de tiempo. Este modo se llama Paraíso Tropical y además de el mapa aleatorio y personalizable, podemos establecer nuestro pequeño imperio en uno de los 30 mapas ya preestablecidos. Y si jugar solos os satura, también podréis competir en el modo cooperativo contra hasta 4 personas en un mismo mapa en el que deberéis ganar y hacer que vuestro imperio sea el mayor de todo el Caribe.

La jugabilidad sigue manteniéndose igual con respecto a entregas anteriores con menús desplegables a partir de los gatillos y del botón triángulo en PS4 e Y en Xbox. Podremos construir todo tipo de edificios y como novedad podremos crear una cala pirata para manejar una pequeña flota y enviarla a misiones de saqueo de dinero o de materias e incluso a robar distintas obras de arte de la humanidad como La Puerta de Brandemburgo, o la Catedral de Santa Sofía.

Gráficamente Trópico 6 luce correctamente con un gran espectro de zoom en el que podremos ver con detalle los edificios, calles y población y un zoom amplio que nos deje ver la zona desde distintas posiciones de la cámara. Todo corre fluido y no hay apenas bajadas de frames. La Banda Sonora sigue siendo buena con unas canciones de toque latino como no podía ser de otra manera.

Trópico 6 sigue siendo el rey de los juegos de estrategia y gestión en consolas y esta vez con algunas novedades nos invita a volver a ser el dictador que llevamos dentro al cargo de una serie de islas del Caribe manejando todos los aspectos posibles de la gestión tanto de política, economía, materias primas, relaciones internacionales, etcétera. Los más veteranos en el género encontrarán en Trópico 6 un nuevo reto mientras que los novatos tienen la ocasión perfecta para introducirse en una gran saga de gestión y estrategia que deja muy buen sabor de boca. El trabajo de Limbic y de Kalypso sigue estando a gran altura y con esta entrega lo mantienen arriba. Muy buena elección si eres fan del género.