Compartir

Acaba de llegar Torchlight 2 hasta nuestras consolas tras unos años de su salida en PC y Panic Button se ha encargado de hacer este traspaso con muy buen resultado, por cierto. Runic Games, ya desaparecido, se encargó en su día de desarrollar la primera entrega y también esta segunda obra muy digna de este género estilo Diablo en la que deberemos matar y matar. Sin duda un gran juego para todos los amantes del rol, la exploración de mazmorras y el hack and slash que, tras el cierre del estudio, llega de la mano de Perfect World.

La historia nos sitúa poco después de la primera entrega. El Alquimista, personaje jugable de Torchlight ha sido corrompido y decide eliminar a sus compañeros y destruir la ciudad, del mismo nombre que el juego con un instrumento llamado Corazón negro de Odrak. Nosotros deberemos buscar una cura para el Alquimista, pararle los pies y viajar por los confines del mundo derrotando criaturas de lo más variopinto.

Tenemos cuatro clases a nuestra disposición para elegir. El Berseker con ataques rápidos y poderes especiales apoyado con animales; el ingeniero de ataque cuerpo a cuerpo pesado; el forastero que hace uso de armas a distancia como pistolas y arcos y el embermago que ataca con hechizos y elementales. Cada uno tiene una clase definida de juego que se nos ajustará perfectamente a lo que estemos acostumbrados. Cada uno de ellos tiene hasta 3 árboles de habilidades en las que vamos a ir desbloqueando poderes a medida que vayamos subiendo nivel. Sin duda vamos a estar en cada momento de subida mirando qué hemos desbloqueado y asignándolo a un botón al más puro estilo Diablo. También vamos a ir recogiendo objetos que sueltan los enemigos y que nos darán bonus de fuerza, concentración, vitalidad o destreza dependiendo de si son armas, armaduras u objetos.

Podremos asignar puntos con libertad para a pesar de tener una clase, darle la habilidad que queramos, así pues, podemos tener un ingeniero al que potenciar los ataques a distancia o el ataque mágico haciéndolo más completo si cabe. Sin duda la libertad que nos aporta Torchlight 2 en este sentido es muy amplia. Otro de los puntos fuertes del juego es el poder elegir mascota. Tenemos entre gran variedad de animales o criaturas en donde poder elegir, hasta 15 entre los que nos encontramos alpacas, panteras, perros, gatos e incluso el cefangrejo, un guiño al cangrejo sin ojos que aparecía en Half-Life.

En cuanto a la jugabilidad, el juego se ve en vista isométrica y tenemos todos los botones del mando para asignar los poderes que vayamos desbloqueando, así pues, de manera totalmente personalizable, podremos ir colocando donde queramos cada nuevo poder. Cada poder se va desbloqueando a partir de la subida de nivel pero luego cada propio poder tiene hasta 3 niveles en los que gastar los puntos de habilidad conseguidos, así vamos a ir mejorándolos. Nos encontraremos en las más de 25 horas que dura la historia (que podemos alargarlas hasta donde queramos), gran cantidad de enemigos y hasta 30 jefes finales. Gran variedad de escenarios y de objetos. Sin duda llega a ser abrumadora esta gran cantidad, pero se agradece porque no todos los juegos aportan esta variedad.

Otro de los puntos fuertes del juego es la posibilidad de jugar online con hasta 3 personas más. Esto ya lo vimos en Diablo 3, pero sigue siendo de agradecer que podamos unirnos o invitar a otros jugadores, lo que hará la partida más divertida y mejor si es con amigos y podemos charlar con ellos a la vez que jugamos.

A pesar de que el juego tenga 7 años, realmente se ve fresco y no se nota en cuanto al contenido e historia. Quizás el sector en este género no ha evolucionado demasiado y eso es una ventaja para que estos juegos no envejezcan mal. Otro de los puntos a destacar es la mascota de Yapper que se incluye en la versión de PS4 y de Xbox ya que es uno de los personajes del próximo Torchlight y hace en esta entrega su aparición.

Gráficamente tampoco destaca, pero no desluce a pesar de los años que han pasado. El juego rinde muy bien y los juegos de luces llegan a sorprender. El modelado tanto de personajes como de enemigos y escenarios es bueno y diverso. En ningún momento nos vamos a ver en una mazmorra igual a la anterior y eso, en estos juegos de tan larga duración, es muy importante para no acabar aburriéndonos de ver siempre lo mismo.

En cuanto al sonido, la banda sonora cumple y los efectos sonoros van acordes a lo que es el juego. Hay que destacar el doblaje al inglés pero traducido al español con subtítulos en todas las líneas de diálogo, algo que se agradece.

Torchlight 2 es un referente del género y por el precio al que está a cambio de todo el contenido que nos ofrece, es un imprescindible para los usuarios de Switch, PS4 y Xbox. No nos vamos a aburrir, vamos a pasar ratos divertidos tanto en solitario como con amigos. Amantes del Hack and Slash y los juegos estilo Diablo, Torchlight 2 sin duda es uno de los imperdibles, no lo dejéis pasar de largo porque os traerá buenas horas de juego.