Compartir

Seguro que recordaréis la serie que allá por los 90 ponían en Canal Plus, el Club de la Medianoche. Uniendo un poco ese concepto de misterio junto con la más actual Stranger Things, nos encontramos un juego cooperativo desarrollado por el estudio Question en el que tendremos que descubrir los secretos que a plena luz de la luna esconde una ciudad llena de sonámbulos.

Algo está sucediendo en el pueblo y con hasta 4 amigos o a través de internet con otras tantas personas deberemos descubrir qué sucede por las noches. Tomamos el papel de unos preadolescentes que ven como a la caída del sol, todos los adultos caminan sonámbulos por las calles. Las personas mayores no creen a estos niños y por ese necesitaremos conseguir las pruebas que demuestren que lo que contamos es real y para eso nos vamos a unir al Club de la Amnesia, cuyo objetivo es el que hemos contado.

Nuestro personaje es algo personalizable pero sin demasiadas florituras. Con cierto componente rolero tendremos que seleccionar una herramienta principal entre un táser que electrifica a los enemigos, un gancho que nos sirve para trepar y una pistola cuya munición son dardos tranquilizantes. Además tenemos la posibilidad de recoger por el escenario herramientas secundarias como espuma para no hacer ruido al caer desde alturas, vendas para curarnos, ganzúas para abrir puertas silenciosamente (también podemos abrir puertas a golpe de patada), petardos. Lo que cuenta en este juego es el sigilo y por eso siempre tendremos que ser precavidos y no armar escándalo.

Seguimos con el componente rolero que permite a nuestro personaje tener habilidades personalizables que pueden mejorarse a medida que subamos de nivel a través de un sistema de cartas. Por supuesto a medida que vayamos avanzando en el juego podremos encontrar cambios estéticos para el personaje que podremos aplicar en la sede del Club de la Amnesia, dentro de unos vagones de tren.

El juego se basa en el sigilo como decimos y tendremos que realizar las misiones que se nos van proponiendo y no permitir que los numerosos y variados enemigos que hay por el escenario nos atrape. Al comienzo estaremos en nuestra propia casa pero a poco que avancemos veremos como el pueblo no es lo que parece. Es amplio y se puede entrar en las casas sin problema pero hay más, un mundo lleno de túneles subterráneos que dan más variedad a los escenarios.

En cuanto a los enemigos nos vamos a encontrar sonámbulos, que son ciegos y se guían por el sonido, aunque realmente son algo tontos y se los puede engañar fácilmente. Otro enemigo es una sombra que veremos si cerramos los ojos, esto se realiza con el botón Y o triángulo. Este enemigo puede hacernos daño y a él no podemos verle ya que es un ente que se encuentra en otra dimensión. Algo así como un fantasma. Sin desvelar demasiado más también hay drones que nos buscarán mediante luces y que darán la alarma si nos encuentran.

Las misiones son variadas y realizadas proceduralmente, aunque básicamente todas consisten en ir a un punto marcado, interactuar con un elemento e ir a otro punto. Así pues nos pueden ordenar recoger carteles y pegarlos, recoger un objeto que nos pidan o liberar a un personaje que está maniatado por los enemigos

Quizás repetir una y otra vez las misiones hacen que el juego sea algo monótono pero realmente la diversión viene al jugar con amigos y poder estar comunicados entre todos para realizar las tareas con sincronización. También destacamos cuando van a perseguirnos los enemigos, algo que nos pone realmente con stress porque escapar a veces es complicado y si nos cogen ya sabemos que pasa. Jugar en cooperativo es prácticamente imprescindible ya que en solitario al mínimo fallo y muerte, tendremos que reiniciar desde el principio la misión.

Gráficamente The Blackout Club cumple y su diseño artístico destaca. El diseño de los escenarios es variado y realmente a medida que juguemos y exploremos encontraremos varios detallitos que sorprenden. En la parte sonora destacamos la original opción que este juego nos permite y es grabar nuestra voz para, con ella, crear un efecto que sea tenebroso. No olvidemos que The Blackout Club está dentro de los juegos de miedo. La música está bien y ambienta correctamente y destacamos que el juego, a pesar de estar doblado al inglés, viene traducido en un correcto español que nos hará enterarnos de toda la historia.

The Blackout Club sigue la estela de estas series de misterio e incluso terror en la que unos chavales tendrán que descubrir unos misteriosos sucesos en lo que nada es lo que parece. Este juego es ideal para todos aquellos amantes del misterio y para esos otros que quieran un juego cooperativo de aventuras y que a veces nos pongan los pelos de punta. Buena opción sin duda, tanto por su precio como por el tipo de juego que es.