Compartir

Este año ha sido clave para Nintendo y su híbrida, Switch. Clave porque tras el pequeño fiasco de Wii U, Switch nacía con la intención de poner de nuevo a la gran N en el centro del meollo consolero junto con sus competidoras y sin duda lo ha logrado con varios lanzamientos muy potentes, pero se ha reservado quizás el mejor juego en lo que llevamos de consola para final de año: Super Smash Bros. Ultimate.

El juego  ha sido desarrollado por Masahiro Sakurai dentro de la propia Nintendo. Sakurai es creador de la saga Smash Bros y también de Kirby. En esta entrega, Ultimate, como su propio nombre indica, se ha realizado el juego definitivo de Smash Bros y es que trae el plantel de personajes más amplio de su historia, infinidad de escenarios, nuevos modos de juego, más de 700 canciones… Sin duda Super Smash Bros. Ultimate es una oda al videojuego, un museo interactivo que te dará horas y horas no solo jugables si no también de pasarlas leyendo descripciones y escuchando las melodías.

Super Smash Bros. Ultimate no deja de ser un juego de lucha en 2D con controles bastante facilitos para que todo el mundo pueda jugar rápidamente. El objetivo de Smash Bros es golpear a tu rival para echarle del escenario. A medida que le vas golpeando una barra con un porcentaje va aumentando y cuanto más alto sea el porcentaje, más fácil será sacarle de la pantalla. En cuanto a los controles tenemos dos botones para golpear, golpe normal o golpe especial. Otro para salto y combinando con arriba, abajo, derecha e izquierda podremos ir haciendo las combinaciones de cada luchador. También tenemos la opción de agarre y de escudo. Con estas reglas tan básicas cualquiera puede animarse a jugar, pero para tener el control absoluto tendremos que practicar horas y horas, porque es un juego de fácil acceso pero de complicada dominación.

Dentro del menú principal tenemos 5 submenús que vamos a ir desgranando uno por uno. A la izquierda en rojo tenemos el modo Smash con cuatro modos: El modo Combate Normal en el que jugaremos en combates de hasta 8 jugadores seleccionando las reglas que queramos, ya sean predeterminadas o creadas por nosotros en las que podremos elegir el tipo de combate, si es por energía, por vidas o por tiempo, el tiempo, el número de vidas de cada jugador, si se juegan con espíritus (Esto lo explicaremos en su propio modo), el número de victorias, etcétera… Luego elegiremos el número de jugadores, que como decimos pueden ser hasta 8, su nivel y si son la própia máquina, los amiibo, que en esta entrega vuelven a utilizarse como en anteriores entregas pudiendo enseñarles y entrenarles, u otros amigos en la propia consola.

También tendremos la posibilidad de jugar Torneo desde 4 hasta 32 jugadores por determinar quien es el campeón. Elegiremos la modalidad de torneo según emparejamientos y las normas como antes.

Otra novedad es el modo Tropa Smash en la que nos enfrentaremos a otros equipos de 3vs3 o 5vs5 y también podremos crear nuestras normas o jugar por relevos, eliminatorias o por turnos.

Finalmente en este modo Smash podremos jugar Smash Especial que son partidas de Smash Bros con normas poco convencionales como partidas al 300% de daño en los que un golpe sacará al rival o Smash variado eligiendo personalizar el modo de partida.

Pasamos a otro submenú de juego offline que es el modo Espíritus, la mayor novedad de este Smash Bros Ultimate: El modo espíritus es por así decirlo el modo “historia” pero con muchas comillas ya que no es una historia tal cual. Es un modo en el que partiremos de 0 con Kirby y tendremos que ir por un tablero y combatiendo en cada casilla con un espíritu primario que podremos integrar al personaje y que nos dará más poder y espíritus secundarios que nos darán ventajas como inmunidad a suelos de escenario especiales, mochilas voladoras o ventajas iniciales de objetos. Los espíritus cuentan con ventajas sobre otros al más puro estilo rol y deberemos saber cuál elegir en cada batalla. Quizás este es el punto más negativo del juego ya que el juego no explica demasiado bien cómo utilizar os espíritus y si no nos paramos a leer las descripciones al final utilizaremos la función del juego en el que nos recomendará el mejor espíritu para ese combate. También según avancemos iremos desbloqueando a personajes para el propio modo Espíritu. Hay más de 1000 espíritus y todos son relacionados con el mundo de los videojuegos. Estos espíritus se meten dentro de personajes del Staff de Smash Bros y si les vencemos, los añadiremos a nuestra colección. Este modo da para más de 30 horas y es muy muy largo. Además tenemos la opción de ir a tablero de espíritus y comprar con las monedas que nos van dando en cada combate ciertos espíritus, pero no se desbloquearán tan fácil, deberemos combatir contra ellos y según el nivel que sean, desde 1 a 4 estrellas, así serán de difíciles, una vez les ganemos en combate tendremos que acertar en un minujuego para que nos lo den, en caso de fallar, se guardará el progreso y será más fácil acertar una vez vuelva a aparecer. En este tablero los espíritus cambian cada cierto tiempo y también tendremos objetos que permitirán hacer cambios rápidos si los usamos. Aquí también aparecerán ciertos espíritus cuando haya eventos especiales.

También el modo espíritus tiene componente rolero ya que según luchemos el propio personaje podrá subir de nivel o podremos usar objetos para que suba y mejorarle. Si tenemos algún espíritu que no queramos también podremos liberarlos para invocar espíritus más potentes.

El siguiente modo es el En Linea que está en amarillo y abajo a la derecha. Aquí, si contamos con la suscripción Online de Nintendo podremos jugar contra otros jugadores en modo Smash por partida rápida en línea o en salas con modos más personalizados. En estas salas el menú es un ring en el que te puedes colocar dentro del ring y esperar a que acaben los que están luchando ya que va en forma de Rey de la Pista. Se compite por puntos Smash en ambos modos y el juego tratará de colocarte con gente de tu nivel. También podremos visualizar combates que se estén dando en directo para aprender de los mejores.

Pasamos al Submenú de Cajón de Sastre, aquí tenemos otras formas de jugar offline y también se incluye una gran novedad que es el modo Smash Arcade. Para Smash Bros tendremos que ir desbloqueando luchadores que cada cierto tiempo nos irán retando tras jugar al modo Smash y salir al menú principal o tras jugar modo Espíritu y de igual manera salir al menú. Tras ganarles en el reto en el que jugaremos con el último personaje que llevábamos en el modo que jugábamos el personaje se añade al Staff. Con este Staff jugaremos en el modo arcade y cada uno de los más de 70 personajes tienen una propia historia al más puro estilo de máquina recreativa de los 90 con varios combates temáticos para cada uno y diferentes entre todos, una pantalla de bonus y un combate con un jefe final. Por ejemplo Ice Climbers juegan contra parejas de personajes, Yoshi juega contra personajes jurásicos, Sonic contra personjes rápidos… y así hasta 70. Comenzaremos el Smash Arcade en un nivel de dificultad que el juego irá variando según hayamos jugado aumentando la dificultad y por lo tanto la recompensa o disminuyendo. Si nos eliminan podremos continuar pagando goldones y reduciendo la intensidad o con tickets que dejan la partida tal cual estaba.

También en Cajón de sastre podremos entrenar contra Dummies o contra personajes según queramos. Otra opción es el modo asalto en el que lucharemos contra 100 enemigos que pueden ser miis y de vez en cuando algún personaje del juego, contra leyendas uno por uno o en asalto intrépido. Además el juego nos da la opción de crear personajes Mii con varias especialidades y la función de amiibo que antes comentamos.

Por último tenemos el modo baúl que aquí está la parte de vídeos, melodías, tienda… En la fonoteca podremos escuchar las canciones del juego, ya decimos, más de 700 y crear listas con nuestras canciones favoritas. En el modo repeticiones podremos ver los vídeos guardados. El modo registro lleva las estadísticas de juego, el modo desafío son paneles que se irán desbloqueando a medida que vayamos realizando los objetivos y que incluyen preciosas imágenes el juego. También podremos ver de nuevo las cinemáticas del juego o leer los consejos para aprender a luchar y para conseguir manejar a todos y cada uno de los personajes y es que cada personaje se maneja de una manera totalmente distinta. Y para finalizar tenemos la opción de tienda en el que comprar con las recompensas que el juego nos da en cada combate diversas ventajas, espíritus o vestimentas para los miis.

A nivel visual el juego rinde espectacular tanto en modo portátil como en el dock. Es cierto que cuantos más personajes haya en pantalla, más complicado será ubicar a nuestro luchador, pero no hemos registrado caídas de frames ni nada por el estilo incluso en partidas con 8 luchadores en pantalla y los golpes Smash y multitud de luces. El nivel de detalle está cuidado al extremo en cada escenario y en cada modelado de cada personaje.

La parte sonora también merece un lugar aparte porque tanto las músicas ambientales de todos los juegos incorporados como el propio doblaje de algunos personajes y del narrador son excelentes.

Nintendo ha sabido elegir la fecha adecuada para lanzar Super Smash Bros. Ultimate. Justo antes de Navidad y va a ser uno de los grandes regalos en estas fiestas. Un juego tan mimado y cuidado como este pasa directamente de videojuego a obra de arte. Destaca a nivel jugable, a nivel visual y a nivel sonoro y ya se ha convertido por mérito propio en un juego icónico de Nintendo Switch que todo poseedor de la consola debe tener. Super Smash Bros. Ultimate es un juego que roza la perfección con puntos negativos muy leves y que no hacen nada de sombra a todas sus bondades. Sin duda el regalo perfecto porque es un juego para toda la familia porque Nintendo es sinónimo de calidad y nunca decepciona.