Compartir

Prácticamente todo está inventado en el mundo de los videojuegos, bueno y en el del entretenimiento en general. El género Roguelike está lleno de buenos ejemplos en los que muchos de los juegos son casi clones unos de otros: Diablo, Chaosbane, Baldur’s Gate. Si nos vamos a los Indie la cosa cambia algo: Moonlighter, Binding of Isaac… Como vemos es en la parte Indie donde hay más posibilidad de innovar y eso es lo que hace el juego que tenemos hoy para analizar: Streets of Rogue, un juego desarrollado por Matt Dabrowski y distribuido por Tiny Build.

Streets of Rogue tiene argumento, aunque en lo que se refiere al juego es bastante secundario: Nos unimos a una Resistencia contra un alcalde que prometió bajar los impuestos y dar alcohol al pueblo pero finalmente esas bebidas fueron a parar a la mayor fiesta privada que se conoció en la ciudad para los amigos del alcalde. Este pueblo crea la Resistencia en la que nos encuadramos nosotros y está conformada por hasta 24 personajes jugables y personalizables en algunos puntos. Cada personaje es diferente a otro y tendremos que irlos desbloqueando poco a poco, así pues tendremos al mendigo, al ladrón, al científico, al bombero, a un gorila e incluso a un zombie o a un caníbal.

Como decimos, cada uno tiene su propia habilidad y sus propias características de esta manera algunos pueden hackear terminales con más facilidad, otros manejar armas con soltura y otros no pueden usar armas de fuego pero tienen gran fuerza. Esto propicia que esta elección de personaje sea clave a la hora de afrontar la partida.

En este juego pixelado de vista cenital tendremos un objetivo, llegar a la parte más alta de la ciudad. Las ciudades se dividen en niveles y según subimos en el ascensor, será de mayor clase. Cada mapa muestra un barrio y para acceder a la siguiente zona, es decir, para que el ascensor se desbloquee, deberemos completar todas las misiones que hay en la zona. Al igual que cada mapa, las misiones son procedurales, así que de pronto tendremos que destruir cierto objeto, recuperar otro, eliminar a algún enemigo…

Los mapas están llenos de vida y podremos movernos por ellos libremente. Hay bastantes personajes a los que podremos comprar algo o incluso reclutar para que nos ayuden o nos den misiones secundarias. Las misiones podremos verlas dando a un botón y se nos marcarán en el minimapa. El cómo las hagamos ya depende de nosotros. Podremos ir de frente y matar a todo el que se nos ponga por delante si tenemos a un personaje muy fuerte o podremos ir a escondidas si nuestro protagonista es más táctico, caso del hacker por ejemplo.

Streets of Rogue no es un juego fácil realmente y si no tenemos cautela podremos vernos en problemas que nos llevarán a la muerte y eso significa reiniciar el nivel desde 0. Pero uno de los puntos que más destaca de este juego viene aquí: Todo puede hacerse más sencillo con el multijugador. Streets of Rogue tiene multijugador tanto offline como Online. Y os recomendamos encarecidamente usar la función a través de internet en donde hasta 4 jugadores o en solitario hasta 4 amigos podéis ir terminando los mapas.

Streets of Rogue está lleno de pequeños detalles que hacen de este un juego algo muy disfrutable. Al comienzo las fases serán más sencillas sin apenas trampas contra nosotros o a nuestro favor, pero a medida que vayamos avanzando se irá complicando la cosa y los enemigos. Cámaras de seguridad que nos disparan automáticamente, suelos falsos, enemigos con ametralladoras… Y si morimos en cooperativo, serán nuestros compañeros los que deban revivirnos. Pero todo tiene un coste y es que si hay que revivir a alguien pagaremos en dinero y en salud, así que más nos vale intentar mantenernos vivitos y coleando si no queremos lastrar al equipo.

Gráficamente Streets of Rogue es un juego de estética pixelada en 2D pero con grandes detalles tanto en los personajes como en los escenarios. En cuanto al aspecto sonoro, la música ambienta y los efectos sonoros están bien pero sin destacar. Tenemos que resaltar que el juego viene doblado al español, aunque un doblaje en ciertos aspectos, pobre, pero se agradece que se hayan tomado la molestia de que podamos entender los textos.

Streets of Rogue es una sorpresa positiva en este mundo indie. Un Roguelike diferente, muy rejugable y lleno de buen humor y detalles. Su dificultad supondrá un reto tanto en solitario como en multijugador para los más habilidosos. Por su bajo precio y su gran rejugabilidad, sin duda este título es uno de los que recomendamos para cambiar de aires y jugar a algo diferente, divertido, complicado y singular.