Compartir

Milestone es una desarrolladora experta en juegos de motos, de hecho es la que se encarga de hacer las entregas de MotoGP y de MXGP, el juego oficial del campeonato del mundo de motociclismo y de motocross respectivamente. Ahora el estudio italiano, de la mano de Bandai Namco nos trae la tercera entrega de Ride, el que aúna en un solo juego la gran mayoría de motos de calle para que podamos disfrutarlas, personalizarlas y correr con ellas por distintas partes del planeta.

Y es que en el mundo de las dos ruedas hay distintos aficionados, desde los que son fans de la competición hasta los amantes de las motos de carretera, para ambos está destinado Ride 3 en el que tenemos a nuestra disposición más de 240 motocicletas de todos los tipos, desde Naked, pasando por SuperBike, SuperMoto, Endurance, Maxi enduro y otras categorías dentro de los hasta 30 fabricantes incluidos: Honda, Yamaha, Kawasaki, BMW, Ducati, Suzuki, MV Augusta. Por cantidad de vehículos no nos vamos a aburrir, ni tampoco por cantidad de pistas, hasta 30 distintas para circular por ellas con los circuitos más famosos del mundo como Laguna Seca, Donintong Park o incluso trazados sitos en la isla de Tenerife. Pistas realizadas al más mínimo detalle ya que se han utilizado drones a la hora de analizar metro a metro cada parte del terreno.

En cuanto a jugabilidad, quien ha jugado a MotoGP 18 puede observar un comportamiento similar de los vehículos. Es un acierto porque es un sistema muy fiel al manejo real de las motos, sin embargo hay que tener paciencia y práctica para dominar totalmente cada montura. Estamos acostumbrados a trazar como cuando conducimos un coche y en la moto no va tal cual, hay que aprender cómo trazar, cuándo frenar y las inercias de estos aparatos durante las primeras horas de juego para poder tener un disfrute total del juego. Esto lo vamos a ir desarrollando mejor en el modo carrera, que es el principal modo offline de Ride 3. Al más puro estilo Gran Turismo o Forza Motorsport contaremos con distintas pruebas al principio de determinados grupos de motocicletas. Deberemos tener la moto adecuada comprándola y conseguiremos estrellas que nos harán desbloquear nuevas pruebas. Estas estrellas son otorgadas según nuestra posición final entre los 12 pilotos que compiten. Es un modo bastante divertido y nos llevará bastantes horas desbloquear todas las más de 350 pruebas disponibles. Además de las estrellas nos darán dinero con el que o bien modificar las motos o bien comprar nuevas más potentes. De la modificación hablaremos más adelante.

Otros modos offline son Carrera Rápida, la típica carrera en una pista y con una moto determinada por nosotros, aceleración, que son carreras en una larga recta en donde el secreto será cambiar en el momento adecuado de marcha para obtener más velocidad antes y llegar a meta en el menor tiempo posible. Una de las novedades de este Ride 3 son los retos semanales, pruebas que nos invitan cada semana a superar un tiempo específico con una moto impuesta por el reto y que nos prestan. Todas estas pruebas, excepto el reto, tienen como componente que podremos correr con nuestras motos adquiridas en el modo carrera o con un garaje de alquiler, es decir, una moto prestada a cambio de recibir menor recompensa.

El modo Online nos colocará en carreras o campeonatos con hasta doce pilotos más sin demasiadas opciones de personalización. También podremos crearlas nosotros. Una de los puntos más negativos de Ride 3 es que no está implementada la opción de jugar en casa a pantalla partida con más amigos, algo que no entendemos ya que para estas navidades un juego de motos es ideal para jugar con amigos.

La personalización de Ride 3 es uno de los puntos fuertes del juego. En el modo carrera podremos personalizar todas y cada una de las piezas de nuestro vehículo y del piloto. La cantidad de marcas que hay es abrumadora e incluso si queremos buscar un casco concreto, lo más probable es que lo encontremos. Por ejemplo nosotros quisimos que nuestro piloto llevara el casco de Marc Márquez y sabiendo la marca y el modelo, allí aparecieron, no uno, sino dos modelos diferentes de los que lleva el piloto de Cervera. Con todo igual. El nivel de detalle es una bestialidad y la cantidad de cosas diferentes que le podemos cambiar a las motos no deja de sorprendernos. Para alguien que no conoce muy en profundidad el mundo del motociclismo, encontrará piezas que no sabía que existían. Además de personalizar cada pieza de nuestro vehículo, no solo por cambiar piezas, sino por mejorarla, desde la estética hasta el motor, también podrá pintar la moto con un completo sistema de capas al más puro estilo Photoshop, es un sistema ya utilizado en otros juegos que permiten esta personalización y que funciona muy bien. Pero si alguien no es muy ducho en el arte del diseño, el juego ofrece la posibilidad de bajar diseños hechos por otras personas por internet que son compartidos para la comunidad, e incluso también podremos subir nosotros nuestras obras. Sin duda la personalización de Ride 3 es prácticamente un juego aparte y para los más amantes de este mundo es el imprescindible que entren y hurguen. Pero si no es poco solo el poder tocar las piezas de la moto y cómo luce visualmente, también podremos modificar distintos factores para que sea un vehículo más estable o más rápido dependiendo de cada pista. Un completo editor que hará las delicias de los más mecánicos.

Visualmente Ride 3 es bastante espectacular. El detalle de cada moto y cada circuito está hecho con mucho mimo y se aprecia. Y es que el motor gráfico Unreal Engine 4 supone una gran evolución que permite ver geniales modelados e implementar también distintos cambios climatológicos en el juego así como día y noche. Podremos jugar con lluvia y esto cambia las circunstancias del juego totalmente. Los 60 fps estables es un mayor punto a favor. También está conseguida la sensación de velocidad, quizás no a gran velocidad pero si se nota cuando cogemos una moto menos potente.

El tema sonoro es bueno y cada moto se aprecia con un sonido diferente. En cuanto a la música ambiental, es buena pero corta y se repiten demasiado las mismas canciones. Sin embargo el juego está traducido al español y doblado, algo que se agradece enormemente a Bandai Namco.

Si eres amante de las motos o noecesitas hacer un regalo a un motero, Ride 3 es uno de esos juegos perfectos para acertar. Tiene gran cantidad de motos, gran cantidad de circuitos, es un simulador que cumple y que dará muchas horas de diversión tanto a la hora de competir como a la hora de personalizar la moto con las infinitas opciones. Sin duda Ride 3 es un juego diferente y que merece una oportunidad si te gusta la competición y no quieres lo mismo de siempre.