Compartir

Un juego de aviones siempre es una buena noticia. Un juego de la I Guerra Mundial también es una buena noticia. Un juego de aeronaves ambientado en La Gran Guerra sucedida entre 1914 y 1918 es de las mejores noticias que podríamos recibir y de eso es de lo que se trata Red Wings: Aces of Sky, un divertido arcade de combates aéreos desarrollado por All in! Games y que podremos disfrutarlo en Xbox One, Playstation 4, Nintendo Switch y PC.

La historia se centra en los combates aéreos en la Primera Guerra Mundial sin mucho más de historia ya que el guión está enfocado más a los pilotos que a las batallas reales. Esta historia se va contando a través de un cómic que va apareciendo cada ciertas misiones. La narrativa en este juego no es el foco principal si no que el centro de atención lo requiere la jugabilidad de este Red Wings. Eso sí, tenemos dos campañas para jugar con misiones distintas para cada una: Podemos elegir el bando de la Triple Alianza, es decir, los alemanes, con el gran Barón Rojo como líder del combate o podemos elegir la Triple Entente, los ingleses, franceses y americanos. Todo con más de 5 aeronaves reales que surcaron los cielos por aquella época.

La jugabilidad es muy arcade, es muy sencillo hacerse con el control del avión aunque el juego en un minitutorial nos enseña todos los manejos, subir, bajar, disparar, acelerar… Y las 4 habilidades únicas que se comparten en todos los aviones. Tenemos estas habilidades que podremos usar con un tiempo de recarga y que podremos ir mejorando a medida que vayamos avanzando en el juego.

Las cuatro habilidades son muy sencillas, hacer un tonel para esquivar ataques por detrás; hacer un giro de 180º para volver a la batalla; apuntar a varios aviones y enviar un escuadrón para que los destruya y finalmente la habilidad letal que se recarga cada vez que eliminamos aeronaves en batalla y que es la destrucción letal de un avión cuando nos acercamos a él y aparece la señal de poder hacerla.

Tenemos bastantes misiones por hacer y a medida que vamos avanzando van apareciendo giros nuevos que le dan esa sensación de no jugar siempre lo mismo. Por ejemplo pronto aparecerán globos de observación que deberemos destruir y que harán que aparezcan más enemigos, otros globos que no paran de requerir enemigos a la batalla, y algunas sorpresas más que deberéis descubrir por vosotros mismos.

El manejo del avión es sencillo y nos facilita el propio juego el poder disparar con ayuda al apuntado, sin tener en cuenta además la física, ya que no hace falta apuntar por delante a un avión para darle, con apuntar a su cuerpo, le iremos quitando vida hasta que lo derribemos. Por nuestra parte nosotros también contamos con una barra de vida y de combustible. Deberemos ir recargando al pasar por unos aros que aparecen en el cielo y que será necesario atravesar.

No solo hay batallas aéreas contra aviones, también podremos hacer misiones de bombardeo en donde tirar proyectiles a objetivos mientras vamos evitando el fuego antiaéreo. A medida que terminamos las misiones, según el tiempo que hayamos tardado, nos dan 1, 2 o 3 estrellas, estas estrellas nos servirán para desbloquear en el árbol de habilidades mejoras para el avión, para la misión o para las propias habilidades únicas, como menor tiempo de recarga de habilidades, enfriamiento más rápido de la ametralladora, etcétera.

También podremos desbloquear aviones nuevos y diseños nuevos a medida que vamos avanzando en el juego y en la historia. Pero lo que más nos ha gustado es la inmersión dentro del juego cuando utilizamos el movimiento de los Joy-Con en Nintendo Switch, sin duda el juego está pensado para jugar así y así es como más se disfruta. Además podemos jugar solos o con un amigo con otro mando, algo que le da todavía más vida al juego.

Gráficamente el juego luce muy bien. Tiene un estilo artístico Vintage de dibujos que nos ha encantado, además de que va muy fluido y no hemos experimentado caídas de Frames. La recreación tanto de los aviones como de los escenarios es magnífica y a pesar de que no es un juego de gran presupuesto, si que se han esmerado en cuidar el modelado de cada aeronave a imagen y semejanza de su modelo real, se nota que los diseñadores han estudiado acerca de esto.

En la parte sonora tampoco decepciona ofreciéndonos melodías ideales para las situaciones en combate que nos hacen meternos de lleno en la batalla. Toques de heroísmo y epicidad complementan los momentos en que suceden los hechos importantes de forma ideal. Eso si, quizás nos ofrece poca variedad de melodías y a la larga ya nos las vamos a saber de memoria. Las voces están en inglés pero el juego viene traducido con subtítulos al español así que vamos a enterarnos de todo lo que vaya pensando los pilotos y lo que vaya sucediendo.

Quizás Red Wings: Aces of the Sky es una sorpresa que no esperabas encontrar en Nintendo Switch. Uno de esos juegos que pruebas para ver qué tal y cuando te das cuenta, se te ha pasado la tarde derribando aviones. De eso se trata, de que engancha, tiene un buen control y cierto punto de contexto histórico que no defrauda. Un juego de aviones para los amantes del arcade, de los tiroteos y de las batallas aéreas, en este caso, de la Primera Guerra Mundial.