viernes, 7 agosto 2020 17:20

Análisis Paper Mario: The Origami King – Los cambios jugables le dan otro toque al original RPG

Paper Mario ya lleva varias entregas en las consolas de Nintendo haciendo las delicias a los aficionados al rol por turnos. Paper Mario es un cambio de estética en cuanto al juego de plataformas original porque nos presenta a un héroe y unos personajes en 2D, en un folio. Aquí en Origami King dan el salto a las 3D con una divertida aventura y cambios en el combate que nos han convencido. Nintendo sabe lo que se hace y lo sigue demostrando con esta nueva entrega de Paper Mario titulada The Origami King.

Todo comienza, como es habitual ya en los juegos de Mario, con un malvado del que se tendrán que encargar nuestros fontaneros favoritos. El Festival del Origami se celebra en Ciudad Toad y hasta allí han llegado los hermanos Bros. Pero cuando están paseando se dan cuenta de que todos los toads han desaparecido, con lo que visitan el Castillo de Peach para ver qué ha sucedido. Allí nos recibe una princesa un poco extraña, hecha de Origami y en 3D que nos invita a unirnos a su ejército. El malvado Olly, hermano de nuestro guía en este juego, Olivia, es el villano que quiere convertir todo el papel a doblado y Origami para conquistar el Reino Champiñón. Como decíamos, Mario tendrá que pararle los pies.

Así pues, tras una presentación en la que incluso vamos a colaborar con Bowser y todo su séquito, tendremos un amplio mundo por recorrer y explorar mientras vamos combatiendo en peleas por turnos que conservan todo lo bueno de la aventura pero con un componente táctico y estratégico que innova bastante y que da más amplitud a los combates.

La innovación se presenta en dos pilares, primera las oleadas. Ahora va a haber momentos en los que los enemigos nos van a atacar en varias oleadas. Así pues cuando acabemos con una tanda de enemigos, aparecerá otra en el tablero y así hasta que terminemos con todos. Hace los combates más interesantes y realmente le añade ese punto de reto, dentro de que es un juego para todos los públicos.

El otro componente innovador que realmente hace especial a este juego es el tablero móvil. Los enemigos se presentan en formación y el escenario de lucha, que está compuesto de varios círculos concéntricos en torno a Mario con casillas que lo subdividen, alberga a estos villanos. Los círculos se pueden mover y de hecho al inicio descolocan la formación de los enemigos. Si les atacamos con martillo deberemos ponerlos en forma de cuadrado ocupando 4 casillas. Si los atacamos con la bota deberán estar en fila de a 1. Tendremos varios movimientos para colocar estratégicamente a los enemigos para poder atacarlos a todos a la vez.

Aquí viene el componente estratégico y es que al inicio es fácil el recolocar a los malos en el tablero para realizar nuestros ataques pero medida que la aventura va avanzando, se va incrementando la dificultad y tendremos que pensar los movimientos que hacemos para colocar de la mejor manera a los malvados y recibir el menor daño posible en su turno de ataque. Así pues podremos mover el círculo a izquierda, a derecha e incluso desplazar de un lado a otro. Son muchas las posibilidades y poco el tiempo para pensar estos movimientos.

Algo que nos ha decepcionado un poco ha sido la falta de niveles y experiencia. Al acabar combates tan solo nos premiarán con monedas para adquirir objetos en la tienda o comprar distintas ventajas pero ya no hay subidas de niveles o mejoras de experiencia. Entendemos que quizás, para un recién llegado de corta edad al mundo de los RPG esto ya es algo más complejo y quieren hacer una curva de entrada más suavizada, pero realmente para los que están más experimentados y disfrutan de un RPG con sus personajes favoritos, esto es un elemento que van a extrañar.

Pero los combates son solo una parte de la jugabilidad, este Paper Mario: The Origami King nos presenta unos escenarios, que sin ser abiertos, son más grandes y tienen más posibilidades de exploración, nos dan una mayor libertad para movernos por ellos como queramos. Esto es así para ir recolectando el confeti con el que tapar los huecos el escenario, luchar contra los Goombas de papel Maché o encontrar los muchos objetos ocultos, resolver puzzles y divertirnos con cada detalle de este juego realizado con todo el mimo del mundo.

Gráficamente solo podemos catalogar a Paper Mario: The Origami King de delicia. El juego está lleno de texturas, de Origami y nos damos cuenta de todas las dobleces de los personajes, cuyo merchandising estamos esperando como agua de mayo, de los escenarios. Nintendo ha hecho un trabajo increíble en cuanto a la calidad de estas texturas para estos juegos en donde, quizás por gráficos no compiten con las grandes súper producciones de otras plataformas, pero el cuidado, el cariño y el mimo, sin duda que se ve pocas veces y esto se puede encontrar en lo visual.

Lo sonoro no se queda atrás y esta nueva aventura de Paper Mario nos vuelve a dejar melodías que resuenan llenas de alegría y que si tienes un mal momento te ponen hasta de buen humor. Muy buena ambientación, con los típicos efectos del mundo de Super Mario y un doblaje al español exquisito con una gran localización en donde hay hasta bromas que nos sacarán alguna carcajada.

La apuesta innovadora de Paper Mario: The Origami King con un cambio en el sistema de combate le queda como anillo al dedo a esta serie de aventuras que nos van a hacer pasar unas buenas 25 horas de juego, más si nos quedamos explorando los muchos secretos que se esconden por los escenarios. Combate en un escenario tridimensional, como los personajes Origami y unos héroes que deberán colaborar con los villanos clásicos para parar los pies al nuevo malvado Olly, todo eso para salvar el castillo, y como no, a Peach. Os hará disfrutar, sin duda, esta nueva aventura de Mario titulada Paper Mario: The Origami King que acaba de aterrizar en Nintendo Switch.

Artículos similares