Compartir

A principios de 2018 Monster Hunter: World llegaba hasta nuestras consolas. La sexta entrega de la saga de Capcom estaba preparada para ampliar su nicho con muchas novedades respecto a los juegos anteriores y rápidamente se convirtió en un éxito de ventas mundial y millones de cazadores se han apuntado a la lista para ir a por los monstruos en esta tremenda aventura distribuida por Koch Media. Más de año y medio después nos llega el apabullante primer contenido descargable en el que nos vamos a la nieve y al frío y que más que una expansión, podría ser una continuación.

Y es que la historia de Iceborne comienza donde termina Monster Hunter: World. Pero ojo, es necesario tanto tener el juego como terminar el modo historia para poder acceder al contenido descargable. Es decir, cuando tengamos nivel 16 de Rango de Cazador, viajaremos hasta Seliana persiguiendo unos monstruos en pos de descubrir qué está pasando con el ecosistema y qué cambios está habiendo que están haciendo aparecer nuevas bestias.

Lo primero que llama la atención del nuevo territorio es la nieve de este mapa inmenso que iremos reconociendo en las primeras misiones así como recogiendo objetos para poder crear nuestra armadura de rango maestro. Y la vamos a necesitar porque la dificultad ha aumentado considerablemente y todas las misiones se encuadrarán dentro de este Rango Maestro.

Y es que todo lo que nos valía perfectamente para plantar cara a las criaturas más fuertes en World, se nos quedará muy corto en Iceborne y eso jugando solos, porque si se unen más cazadores todo se reajustará para que entre dos, entre tres o entre cuatro, se pueda cazar al monstruo de igual manera que si fuera uno. Es decir, por más que te ayuden tus amigos, no va a ser más fácil el poder acabar con las nuevas bestias que ofrece el nuevo mapa llamado Arroyo de Escarcha o con las ya conocidas de anteriores entregas que vuelven aquí por la puerta grande. Tendremos que ir recolectando y forjando para crear nuevas armaduras acorde a lo que se nos viene aumentando el rango de rareza de 8 hasta 12.

Y para los que llegan nuevos ahora y adquieren el juego completo con la expansión qué se van a encontrar: Pues Monster Hunter es un juego en el que tú con hasta 3 jugadores más (si quieres) vas a cazar monstruos según misiones o libremente para recoger diversos materiales para mejorar armas y armaduras. Hay un sinfín de criaturas de otras entregas y nuevas como ya hemos dicho, pero si que nos gustaría preservar su nombre para que sea mayor sorpresa tanto si sois fans de la saga como si venís de nuevas. Pero lo que si os vamos a contar es que las criaturas que ya salían en otros Monster Hunter no vienen de copia y pega. Están gráficamente mucho mejor e incluso con variaciones de sus ataques y movimientos, algo que realmente se agradece porque tendremos que adaptarnos de nuevo a esas novedades.

Otras novedades incluidas en Iceborne están en las armas que añaden nuevos golpes y técnicas que profundizan el combate y que nos obligan a estudiarlas un poquito más porque ya podremos usar nuevas estrategias. Además uno de los puntos que más nos fastidiaban en el juego original era que para tirar con la Eslinga, teníamos que tener nuestro arma principal guardada. Ahora podremos disparar los proyectiles con esta honda sin que tengamos que envainar ninguna de las 14 armas principales que posee el juego. También la eslinga de Iceborne posee dos nuevas habilidades, la garra retráctil que aporta nuevas técnicas y poder de dañar al monstruo o acercanos a él o el tiro proyector que es capaz de aturdir a las bestias y dejarlas a nuestra merced durante un corto periodo de tiempo.

Si duda entre todas las novedades que se incluyen y el contenido tanto de la nueva historia, las nuevas misiones como el modo del final de juego del que no vamos a contar nada por que es inviable ya que tenemos que contar spoilers, os van a dar horas, horas y horas de juego hasta que os aburráis. Nosotros hemos tenido que jugar más de 40 horas solo para completar Iceborne. Y sin contar las horas que hay que jugar para poder llegar hasta el nivel 16 de Rango de Cazador de World y terminar su historia principal, algo que es indispensable porque de otra forma no podremos acceder a la expansión.

Iceborne sigue gráficamente la base que MHW tiene aunque se nota que las cinemáticas están algo más cuidadas y tienen más nivel de detalle. El modelado tanto de los nuevos monstruos, especies, subespecies como de las bestias ya conocidas y del mapa en general está muy mimada y se nota el cariño y el tiempo que Capcom ha dedicado a este juego.

La Banda sonora tampoco se queda atrás y le dan un toque épico a cada momento de caza. El sonido de los monstruos y ambiental también es alucinante y sin duda que el juego esté doblado a nuestro idioma, repitiendo las voces de World, le dan un extra que alcanza casi la perfección.

Monster Hunter empezó como un juego demasiado japonés como para triunfar en España y en el resto del mundo donde tenía un nicho fiel pero pequeño. Sin embargo Capcom ha sabido reinventarse, darle una vuelta al concepto y transformar Monster Hunter World en un superventas con más de 12 millones de unidades comercializadas en todo el mundo. Cuando teníamos un juego que alcanzaba la perfección, gracias a Koch Media nos llega esta expansión que perfectamente podría ser una segunda parte, pero que han decidido que no, que Iceborne será el contenido añadido con grandes novedades, más caza, más monstruos nuevos y viejos conocidos y un nuevo mapa más grande y más alucinante que nos hará disfrutar durante las horas que queramos porque prácticamente es un juego sin final. Quizás con las anteriores entregas si os diríamos que Monster Hunter era un juego que te gustaba o que odiabas, pero con Iceborne y según lo han planteado los chicos de Capcom y de Koch Media, es un juego que te cautivará y amarás.