Compartir

Game Freak será eternamente conocida por ser la desarrolladora que está detrás de una de las sagas más exitosas del mundo de los videojuegos: Pokémon. A un mes del lanzamiento de la nueva entrega del juego caza-criaturas, tenemos en nuestras manos un curioso juego titulado Little Town Hero que tiene la premisa de ser un juego de rol aunque mezclando sistemas de combates que hemos visto en otro tipo de juegos y que realmente, es una apuesta de riesgo que, nos guste o no nos guste, reinventa y es atrevida.

Nuestro protagonista vive en un poblado bajo la protección de un castillo en donde nunca pasa nada. No hay conflictos, no hay monstruos que acechen a los ciudadanos, no hay peleas… Todo es paz y calma. A cambio de esta paz y esta protección, nadie puede abandonar la aldea. Para la gente mayor y ya con una vida asentada, esto es un lujo, un mar de tranquilidad. Para nuestro pelirrojo héroe, es un aburrimiento constante así que junto a Nelz, su más leal amigo y otros personajes, busca salir del pueblo y ver más allá de los límites impuestos.

Esta situación cambia cuando una especie de monstruos empiezan a aparecer en la aldea y a partir de aquí comenzará una aventura de estilo RPG con combates por turnos. Tenemos todo un pueblo que recorrer y descubrir sus secretos, podremos charlar con gran cantidad de personajes y con mucho carisma y personalidad. Además de todos nuestros compañeros, también claramente identificados y adorables que se nos quedarán en el corazón.

El pueblo no tiene unas grandes dimensiones y la exploración para realizar las misiones y encontrar todo lo escondido es más que necesaria, sin embargo Little Town Hero posee un sistema de viaje rápido entre zonas que nos ahorra algunos momentos de paseo.

Lo más especial en este juego y lo más original es el combate. Un combate que nos recuerda a lo visto en juegos como Hearthstone, Clash Royale o Magic. El combate para explicarlo es algo engorroso pero se comprende perfectamente a la hora de jugar pero vamos a intentar exponerlo aquí para el que se quiera interesar por este juego. Los combates son por turnos. En cada turno los personajes crearán unas ideas o Izzit. Estas Izzit son las opciones de ataque que tenemos, es decir, el tipo de ataque que podremos hacer. Una vez hemos elegido qué idea vamos a usar en este turno, este Izzit se convierte en un Dazzit, una acción. Estas acciones se pueden usar dependiendo del número límite que tengamos, algo así como el maná en Magic.

Cada Dizzit tiene una fuerza de ataque (número rojo) y un valor de defensa (número azul) además de que son de una clase según su color general, rojo para ataque, amarillo como dizzits defensivos o azules si son de naturaleza especial. Cuando confrontamos los Dizzit nuestros con los de nuestro enemigo, ganará el que tenga más ataque que defensa el enemigo. El objetivo de la batalla es derrotar los tres corazones del enemigo. Lo hemos explicado en su estado más básico, pero este sistema de batalla, a medida que vamos avanzando va haciéndose más profundo y complejo ya que se van a ir introduciendo nuevas mecánicas y otras reglas.

El juego realmente es divertido y despide mucho arte y cuidado dentro de él, sin embargo el combate no está pensado para el que busque acción inmediata. Requiere tener paciencia y es ideal para todos los estrategas y tácticos que quieran batallas que nos expriman a tope.

Gráficamente Little Town Hero luce bastante bien y se mueve muy fluido en Nintendo Switch a pesar de algunos momentos puntuales donde sufre ralentizaciones. Mientras que algunos modelados están muy mimados y con mucho cuidado otras texturas son bastante simplonas. En cuanto a los personajes y los enemigos, tienen mucho carisma y realmente aquí es donde se ha puesto más énfasis. El diseño artístico es colorido y nos ha gustado bastante.

En cuanto a la parte sonora, tiene unas melodías muy cuidadas que nos ambientan en todo momento de manera adecuada todas las situaciones en las que estamos inmersos. Sin embargo el punto más negativo del juego es su idioma. Un juego de Game Freak, desde nuestro punto de vista, no puede venir completamente en inglés, porque hace que muchos de los jugadores potenciales no se vayan a acercar a él. Es algo que tiene que replantearse el estudio distribuidor, el darle una localización en español ya que es un juego con mucho potencial pero sin español, no tendrá tanto éxito.

Little Town Hero viene con el director de batallas de Pokémon como el líder de este juego. Eso ya nos da confianza. También que un RPG con elementos clásicos sea diferente por su estilo de batalla. Pocos son los que se atreven a hacer algo diferente en este género y que alguien se arriesgue a ello es de admirar y digno de darle al menos una oportunidad. Little Town Hero podría ser uno de esos tapados que triunfan de no ser por su mayor lastre, la no traducción del inglés al español, que reta público objetivo. Aún así, merece la pena. Si os gustan los juegos de cartas como Hearthstone y los juegos de rol. Es una oportunidad para conocer algo distinto.