jueves, 24 septiembre 2020 21:02

Análisis Judgement – Un magnífico acercamiento a la cruda dureza del hampa japonés

La saga Yakuza se está haciendo cada vez más popular en nuestro país. Si el pasado año Koch Media nos acercó la sexta entrega del juego inspirado en la mafia nipona, hoy da un paso más. Judgement es la confirmación mundial de que los estudios Ryo Ga Gotoku, autores tanto de la saga como de este Judgement, son un referente a tener en cuenta. Juegos con gran historia, gran jugabilidad pero que llegaban en inglés hasta hoy, porque Judgement lo podremos jugar traducido a nuestro idioma.

Judgement tiene lugar en la ciudad donde se desarrolla Yakuza, Karumocho. Nosotros encarnamos a Takayuki Yagami, un abogado novato que recibe un caso espantoso: la defensa de un asesino. Obrando el milagro, Yagami logra que no encarcelen al asesino y pasa a ser un héroe hasta que unos meses después, el cliente de Yagami que había salido libre, de nombre Okubo vuelve a atentar contra una vida y contra la carrera del abogado. Varios años después Yagami monta una agencia de detectives que subsiste a base de pequeños casos hasta que comienzan a aparecer cadáveres con los ojos arrancados por la ciudad. El antiguo bufete de abogados de Yagami le solicitará la ayuda para defender al acusado del asesinato de esos cadáveres en lo que para Yagami será volver a enfrentarse a lo que sufrió hace años y tendrá que luchar por la verdad.

Como buen investigador, nuestra tarea será la de encontrar pistas por todo el barrio de Karumocho, para eso tendremos total libertad para movernos por toda la ciudad aunque en todo momento tendremos un objetivo que cumplir y un lugar para acudir. Cuando lleguemos al lugar requerido que tenemos que investigar, la vista se pondrá en primera persona y con una lupa tendremos que señalar los puntos importantes de la escena. Igual pasa con fotos o vídeos cuando nos toca analizarlos, así vamos completando la investigación y aportando pistas al caso. Al movernos por la ciudad podremos encontrarnos a ciertos maleantes que querrán pelea, podremos ir a por ellos y acabar rápido o de lo contrario acudirá la policía y tendremos que huir. Así que ya contamos con dos modos, el de investigador y también la parte de peleas, que es aleatoria por la ciudad. Por si esto fuera poco y como pasa en la saga de Yakuza, podremos jugar a bastantes juegos en los establecimientos como a maquinas retro, Mahjong e incluso dardos con varias modalidades bien conocidas.

Como buen investigador que se precie Yagami necesita colaboradores y gargantas profundas. Contamos en el equipo con un socio, un hacker que está metido en las redes y una amplia red de informantes que tendremos que ir haciendo nosotros mismos. Estos informantes no son ni más ni menos que los dueños o dependientes de muchos de los establecimientos y para ganarnos su amistad tendremos que hacer ciertos favores de diversa índole. Aquí entran las misiones secundarias que dan un poco de vida al juego para cambiar la investigación principal por casos menos serios donde no falta el humor.

Como decíamos hay multitud de minijuegos y establecimientos donde comer todo tipo de alimentación japonesa, desde filetes de las mejores carnes niponas hasta los típicos dulces. Todo lo que rodea Judgement es puro Japón. Desde la comida, las calles, la gente, la iluminación nocturna… Algo que ya se vio en Yakuza y que aquí vuelve a repetirse. Al caminar por la calle nos sentiremos en pleno Tokio.

Más opciones que incluye Judgement es la posibilidad de elegir acciones como frases oportunas en los interrogatorios o incluso formas de realizar misiones. Así pues a veces podremos entrar por la fuerza, colarnos por una ventana trasera para conseguir pistas o disfrazarnos para pasar desapercibidos. Como buen juego de este estilo podremos abrir puertas con ganzúas y tener que seleccionar la llave correcta de un llavero con multitud de estas herramientas para abrir puertas.

Judgement también tiene su toque rolero ya que al hacer misiones, tomar comida nueva o eliminar matones en plena calle conseguiremos experiencia para subir ciertas habilidades de pelea y mejoras para el propio Yagami tales como nuevos golpes, mejoras en la forma de luchar o más ventajas a la hora de comer o beber alcohol.

En cuanto al sistema de lucha, Yagami cuenta con un botón de golpe normal, otro de golpe especial y mezclándolos se realizan combos, además se puede agarrar tanto a enemigos como armas y diversos objetos y correr hacia las paredes para hacer golpes acrobáticos. Cuando se llena la barra de EX, se pueden realizar golpes especiales que se potencian con el medidor de R2 y además nos hace ser más agresivos durante un breve periodo de tiempo en nuestro sistema de lucha. Y es que Yagami tiene 2 sistemas diferentes, dependiendo de si pelea con un gran grupo de rufianes con el estilo grulla o si se planta cara a cara contra otro enemigo, que en tal caso luchará con el estilo tigre. Por supuesto que en Judgement no van a faltar los jefes finales, enemigos más poderosos y con mayor capacidad de vida.

Al fin y al cabo Yagami es un ex-abogado reconvertido a investigador privado que se mete dentro de una pelea entre las familias mafiosas que controlan Karumocho como son los Yakuza y sus bandas rivales con las familias afines a unos y otros y siempre este mundo es muy peligroso, con lo que el protagonista estará en todo momento caminando sobre una fina línea entre lo legal y lo ilegal, luchando contra sus fantasmas y sus rivales del pasado por descubrir la verdad.

Gráficamente Yakuza es de lo mejor que hemos visto en Playstation. Rinde a un nivel estratosférico, la ambientación luce impresionante y la calidad visual de los personajes, basados en actores reales es increíble. Iluminación incomparable y las animaciones están muy bien realizadas y toda la culpa de esto es el Dragon Engine utilizado para que salga tan bonito y lucido.

La parte sonora no se queda atrás con una Banda sonora digna de súper producción de Hollywood que se adapta en todo momento a lo que va sucediendo en pantalla y un doblaje al inglés y al japonés supremo, realizado por actores reales que caracterizan muy bien con su voz al personaje que doblan. Pero lo que hace a Judgement estar entre los imprescindibles de este año es la apuesta por la traducción de los textos al español. Una traducción muy bien realizada y que, ahora si, nos hace meternos de lleno en una aventura que nos mantiene en vilo hasta el final.

Judgement sin duda es uno de esos juegos imprescindibles para jugar por su modo de juego, su libertad, su historia que te atrapa y sus carismáticos personajes. Jugar a Judgement es sentirte como en Japón. Es vivir una experiencia que pocos juegos, realmente, consiguen darnos. Para todos los aficionados a las novelas negras, a las novelas policíacas, a las películas de detectives o a la cultura japonesa, os instamos a que no os perdáis esta joya del estudio Ryu Ga Gotoku porque si ya de por sí, es bueno, que gracias a Koch Media haya llegado traducido al español le pone como imprescindible. Es complicado que juegos así lleguen en nuestro idioma. Valorémoslo y démosle una oportunidad porque no os vais a arrepentir de jugar. Desde que comencéis hasta que lo acabéis es un juego apasionante.