viernes, 7 agosto 2020 17:14

Análisis Ghost of Tsushima – Déjate guiar por el viento en la última gran aventura de PS4

Nunca un elemento de la naturaleza tuvo tanta importancia en un videojuego. Lo nuevo de Sucker Punch para Playstation 4 es un gran juego de acción con contexto de samuráis y situado en la isla japonesa de Tsushima. Una historia al más puro estilo Kurosawa en el que los elementos nos van guiando hacia nuestro objetivo. Bienvenidos a Tsushima, la última gran aventura de Playstation 4.

En Ghost of Tsushima nos lleva al Japón feudal, en plena invasión del Imperio Mongol a la isla de Tsushima, que es donde se desarrolla esta épica aventura. Tomamos el control de Jin Sakai, uno de los supervivientes de la carnicería organizada por los enemigos, unos enemigos que van liderados por el nieto de Gengis Khan. Sakai es el heredero un antiguo clan samurái al más puro estilo clásico de estos guerreros con sus códigos de honor y sus normas. Para completar su objetivo, Jin tendrá que renunciar a estas normas sempiternas en su familia para poder llevar a cabo sus misiones.

La historia está muy bien contada y desarrollada y la fluidez con la que se desarrolla es un homenaje continuo a todo el cine y el arte del país del sol naciente. Vamos a conocer a los verdaderos samuráis con sus luces y sus sombras, sus códigos y sus historias personales. Cada personaje que nos encontremos tendrá sus motivaciones personales y una gran personalidad. Una muestra es cómo los mongoles quieren conquistar el país, desde dentro, llegando con el idioma nipón aprendido y conociendo las costumbres para doblegar de forma sencilla a los pueblos. Luego vemos que son algo más salvajes que lo que cuentan estas palabra, pero ahí dejamos la filosofía.

Antes decíamos que la naturaleza tiene mucho protagonismo en este juego y es que es el propio viento el que nos va guiando a lo largo del mapa para encontrar el próximo objetivo. Podremos llamarlo con un simple movimiento en el panel táctil del mando y el propio altavoz sonará y el viento en pantalla reflejará la dirección hacia donde nos tenemos que dirigir. No solo la naturaleza está presente en el viento. Hay gran cantidad de biomas y lugares diferentes, todos reales y pertenecientes a la isla japonesa y que nos van a dejar maravillados, desde bosques de bambú, lagos, planicies, bosques dorados… Un placer visual que se completa con unas partículas que están por todo el escenario y que le dan ese toque especial a la gran obra maestra que es el estilo artístico de este juego.

Aquí no hay mapas, tenemos la pantalla prácticamente vacía excepto cuando entramos en combate. Tenemos un mapa en el menú de opciones en donde diremos donde ir y ya con nuestro caballo y el viento deberemos llegar atravesando las distintas zonas de la isla. Pero el mapa no está vacío, siempre va a surgir algo especial o tendremos algo que llame nuestra curiosidad, desde un grupo de bandidos hasta un pequeño zorro que nos guiará hasta un lugar especial. Pararse cuando veamos algo que nos llame la atención es uno de esos toques especiales de este juego y es una delicia hacerlo.

En Ghost of Tsushima tenemos que hacer misiones principales y secundarias. De esta manera vamos completando las historias de cada personaje completando objetivos y así vamos avanzando tanto en la historia principal como en lo que no es tan principal pero nos da mucha información sobre los personajes así como mejoras, experiencia, nivel de leyenda, armas, armaduras… Hacer las tareas extra siempre nos va a reportar beneficios y os recomendamos encarecidamente hacerlas.

La jugabilidad de Ghost of Tsushima quizás es uno de los puntos que no alzan al juego a la categoría de obra maestra y lo dejan en un muy buen juego. Y es que el sistema de combate es algo en lo que nos esperábamos más profundidad y quizás por esas expectativas, al ver lo que es, nos ha dejado algo fríos. Contamos con un botón de ataque fuerte y otro botón de ataque débil. Podremos bloquear con la espada y también esquivar. El componente táctico viene cuando tendremos que ir cambiando la postura de ataque, ya que cada una de las que vamos desbloqueando son efectivas contra cierto tipo de enemigo, así pues deberemos ir sabiendo ante quién nos estamos enfrentando e ir variando según lo que tengamos enfrente.

No solo contamos con esos ataques, a medida que vamos haciendo misiones y derrotando enemigos ganamos puntos de habilidad para ir desbloqueando mejoras para Sakai que van aumentando las posibilidades en combate haciendo que sea cada vez más difícil derrotarnos y tengamos más cartas bajo la manga. Eso sí, tenemos unos depósitos de determinación que usaremos para curarnos y que vamos rellenando matando enemigos. Pero la vida no es eterna y un mal movimiento o un despiste en una batalla rodeado de malos, podrá acabar con nuestra vida.

Tenemos gran variedad de armas secundarias que usaremos contra los enemigos menores ya que para los grandes enemigos tendremos una especie de duelos a katana en los que todo se convierte en más espectacular, estilo película de samuráis y que realmente no queremos arruinaros, continuad avanzando en la historia y lo vais a disfrutar por vosotros mismos.

A lo largo del mapa tendremos gran cantidad de objetos desbloqueables que encontrar pero además el propio Jin puede ser personalizado, aunque, a decir, verdad, no hay gran variedad de objetos con los que adornar al bueno de nuestro protagonista y esto queda un poco en un segundo plano. También tendremos lugares en donde mejorar nuestras armas, cambiarlas de color o incluso comerciar con los objetos que tengamos.

Gráficamente solo podemos rendirnos ante Ghost of Tsushima. Sus gráficos rinden a gran altura aunque debemos decir que no llegan al nivel de otros juegos como por ejemplo The Last of Us Parte II, pero también tenemos que decir en su favor que es un juego en mundo abierto y con gran cantidad de detalles. A nivel artístico es una pasada. La paleta de colores variada en cada bioma, los animales, los colores fuertes de los árboles dorados, los cerezos, cómo se mueven las partículas al soplar el viento. Es un juego que embelesa.

Su banda sonora también está a un gran nivel y va cambiando de forma dinámica según nos vamos moviendo a lo largo de Tsushima y nos vamos encontrando distintas situaciones. Los efectos sonoros también están muy cuidados, desde el sonido de las katanas hasta el efecto de cómo limpia la sangra Jin al guardar su arma. Resaltar que el juego viene doblado al español, como suele ser habitual en las grandes producciones que llegan a Playstation 4. Pero si sois fanáticos de Kurosawa os recomendamos jugar con el filtro en blanco y negro y el doblaje en español (El filtro se llama Kurosawa, como el director) y viviréis una historia de samuráis desde dentro.

Ghost of Tsushima quizás es el último gran juego de Playstation 4 antes de dejar paso a su predecesora. Un juego que sin llegar a ser obra maestra, roza la excelencia. Se echaban de menos juegos de samuráis de verdad, de los reales, con hechos basados en la realidad, con su código de honor y sus costumbres niponas. Aderezado con una historia que nos hará renunciar a todo ese honor ancestral por el bien de nuestro pueblo. Un juego en el que la naturaleza tiene un protagonismo central tanto en el aspecto del viento, que es el que hace de guía, como en la gran cantidad de biomas representados en el juego. La nueva producción de Sucker Punch llega a Playstation 4 de forma exclusiva y por méritos propios entra dentro de esa categoría de must have de la consola de Sony. Déjate guiar por el viento en este impresionante juego lleno de acción, belleza y sentimientos.

Artículos similares