Compartir

The Coalition lo ha vuelto a hacer y tras una entrega, la cuarta de la saga de Gears of War que dejó con un regusto amargo a todos los fans del juego, con esta quinta entrega retornan con los deberes hechos, el juego pulido, una historia apasionante y una variedad de modos de juego que nos van a dar buenas horas de entretenimiento a los mandos de nuestra Xbox. Quizás Microsoft no tiene demasiadas exclusivas en comparación con la competencia, pero si es cierto que Gears 5 es el juego por el que merece ser comprada una Xbox.

Al comenzar a jugar lo primero que vamos a encontrarnos es un tutorial en el que guiados por Baird y Dave, conocidos de entregas anteriores, nos enseñarán a jugar a Gears. En general conserva toda la jugabilidad intacta del 4. Cubrirse tras plataformas, disparar apuntando y a ciegas, acertar a enemigos y ajusticiarlos mientras se arrastran o darles con golpe cuerpo a cuerpo o si tenemos nuestra Lancer, el arma más famosa del juego y la oficial de la CGO, atravesarlos con su sierra incorporada.

La historia es apasionante pero se nota que quizás está estirada para alargar horas de juego, un error qué ya estaba en la anterior entrega y que repiten. La mejor parte quizás está al principio con un comienzo arrollador e interesante donde vamos descubriendo nuevas armas, nuevos y viejos conocidos desde la selva hasta el cuartel de la CGO. Vamos a ir luchando contra los enemigos a tiroteo limpio, teniendo que colaborar y pasando malos ratos en determinados momentos por que nos quedemos sin munición o sean demasiados para abarcarlos a todos.

Pero no todo son tiros, tendremos que explorar e incluso los chicos de The Coalition han introducido partes de sigilo en las que tendremos que pasar desapercibidos, que hace variar el juego y que le da un nuevo tono a la aventura y combina perfectamente con la acción desenfrenada y directa. El escenario está lleno de munición, de coleccionables y de secretos que solo descubriremos no yendo a lo loco y recorriéndolos para no perdernos nada. Por supuesto que la aventura principal la podemos jugar en cooperativo con hasta dos jugadores más, uno sera JD, otro Del y el tercero hará de Jack, el nuevo amigo de la gente del CGO y que en esta aventura, y sea en cooperativo o en solitario, es una gran novedad.

Jack es un robot volador que sustituye a Dave, es como un Dave moderno. Con Jack podremos solicitar munición que está a distancia y nos la traerá o coleccionables, pero no solo eso ya que también sirve como arma y tiene una variedad de acciones como pulso para ver dónde están los enemigos, un poder cegador que los deja aturdidos momentáneamente o incluso el poder de aumentar las armaduras entre otras acciones. Jack es un apoyo que está muy bien implementado y que hace que el combate sea todavía más profundo porque podremos ir mejorando a Jack según vayamos recogiendo unas piezas dispersas por el mapeado y mejorando sus estadísticas con el árbol de habilidades de asalto, de apoyo o pasivas.

Además de la campaña, que nos dará unas 15 horas de juego si vamos a por las misiones principales o que se puede extender a algo más de 20 si también nos metemos con las secundarias con la novedad del modo de poder realizarlas en el orden que queramos, tenemos la novedad del modo Escape. En el modo Escape hasta 3 jugadores cooperativamente tendrán que huir de una colmena en un tiempo determinado derrotando enemigos a su paso. Comenzamos eligiendo un personaje de entre los de la aventura principal o también los añadidos como Sarah Connor de Terminator: Destino Oscuro, o dos personajes de Halo: Reach. Tendremos que ir avanzando por escenarios algo intrincados antes de que un gas letal nos alcance, recogiendo todas las armas que podamos por el suelo y sobreviviendo haciendo frente a lo que haya delante sin mirar atrás. Hay 8 niveles de dificultad que van añadiendo más peligros a la partida. Ojo porque tanto en este modo como en el modo cooperativo de la historia, la munición no se comparte y si la recogemos, dejaremos a nuestro compañero sin balas para su arma o viceversa y a veces puede complicar mucho las cosas si jugamos con gente muy egoísta o si queremos todo para nosotros.

Este modo de Escape además dispone de un editor de mapas con el que crear nuestras propias mazmorras y compartirlas con la comunidad así como jugar en escenarios creados por otros jugadores. Por si esto fuera poco, el juego cuenta con desafíos semanales.

El siguiente modo, viejo conocido pero muy divertido, es la Horda. Aquí nos uniremos a 4 jugadores más haciendo un equipo de 5, ya sea con amigos o con desconocidos. Recomendamos encarecidamente jugar con amigos porque va a ser más organizado todo y habrá más probabilidad de sobrevivir a las innumerables oleadas de enemigos que nos atacarán. Nuestro objetivo es permanecer con vida a 50 ataques de numerosas criaturas donde el nivel de dificultad va aumentando a cada oleada. Entre las novedades introducidas en Gears 5 llegan la personalización de los personajes en donde cada uno de ellos tiene una función específica así como armas y habilidades únicas. Así que será bueno ir conociendo a los 9 integrantes, que aumentarán en el futuro con nuevas incorporaciones como la ya anunciada de Batista, e ir creando equipos equilibrados con pocos puntos débiles.

Finalmente el modo en el que Gears 5 siempre tiene como bandera es el multijugador de 5 contra 5. Aquí seguimos teniendo los modos clásicos y diferentes como los duelos, dodgeball, escalada, rey de la colina, duelo por equipos… que todo jugador conoce de anteriores entregas pero contamos con un nuevo modo más directo y que no requiere de mucha preparación que es el modo arcade. Aquí deberemos elegir a un personaje como en el modo horda, en donde cada uno es especial y cuenta con sus armas específicas y características mejoradas y diferentes entre todos. Según vayamos matando a los rivales conseguiremos unas calaveras para conseguir armas mejores. Y si ya sois súper buenos, Gears 5 está muy enfocado a los eSports y si contáis con un equipo fijo, en las partidas clasificatorias os disputaréis las partidas más emocionantes y conseguiréis recompensas semanales.

Históricamente la saga de Gears of War ha sacado lo mejor de cada consola y Gears 5 no se queda atrás. Explosiones, innumerables enemigos en pantalla y cinemáticas que nos dejan con la boca abierta es lo que nos ofrece esta entrega en la que en ningún momento hay caídas de Frames y que fluye a 30fps en Xbox normal y alcanza los 60fps estables en Xbox One X. En todo momento los mapeados, las texturas, las armas y las armaduras y los protagonistas y enemigos están muy cuidados y se nota el mimo y el esfuerzo puesto en este aspecto.

En cuanto al sonido también está a gran altura con una magnífica banda sonora, compuesta por el creador de la serie de Juego de Tronos Ramin Djawadi que le da ese toque de epicidad que acompaña perfectamente a la imagen. Efectos sonoros geniales con cada arma disparando con un sonido diferente y el toque Gears a la hora de las recargas con esos chasquidos que tanto nos gustan. El juego además viene doblado perfectamente al español con unos actores de gran calidad que le dan emotividad a las innumerables líneas de diálogo aunque si que es cierto que los personajes del contenido extra que no entran dentro de la historia, como Sarah Connor o los de Halo Reach están doblados en inglés pero subtitulados en español.

Gears 5 es un vende-consolas y un juego lleno de acción, epicidad, emotividad, humor, tiroteos, tensión y una historia que nos dejará pegados a la pantalla hasta el final. Novedades notables se añaden a este juego y le dan más valor y unos personajes carismáticos que no tienen nada que envidiar a actores reales de la gran pantalla. El juego del año de Xbox este 2019 es sin duda Gears 5 con su oferta tanto multijugador competitivo como cooperativa que nos hará disfrutar horas y horas hasta que llegue una hipotética nueva entrega. Y lo mejor de todo, Gears 5 está incluido dentro del Gamepass así que los suscriptores podrán disfrutarlo de salida de forma gratuita, algo que realmente se agradece.