Quantcast

Análisis Garfield Kart Furious Racing – El gato naranja vuelve con un familiar juego de carreras

El simpático, vago y degustador de lasaña Garfield vuelve con un nuevo juego de Karts que ha sido desarrollado por Artefacts Studios y nos lo trae hasta nuestras consolas Meridiem Games. Un juego familiar, divertido y que parte de la base de Mario Kart. Sin llegar a la excelencia del juego de Nintendo, este furious Racing es una buena alternativa para unas tardes de entretenimiento con los más pequeños.

Como título basado en Mario Kart, competiremos por distintos circuitos con nuestro Kart y recogiendo una serie de objetos que nos darán bonus a nosotros o serán armas para arrojar a los demás. 8 son los personajes que componen el plantel de Garfield Kart: Garfield, como no podía ser de otra manera, Odie, el perro de la casa, Jon, el dueño de Garfield, Liz, la novia de Jon, y luego personajes secundarios de la serie y el cómic como Nermal, Arlene, el ratón Squeak y el gato callejero Harry.

Cada uno de ellos tiene unas determinadas características en cuanto a aceleración, rapidez y manejo del kart, así que deberemos escoger el que más se ajuste a nuestro estilo. Tras esto podremos elegir uno de los ocho karts disponibles, que realmente solo cambian en cuanto a estadísticas de conducción anteriormente descritas, ya que el coche es el mismo pero con distinta pintura. Eso sí, todos muy coloridos y diferentes entre sí. Como personalización del kart hay una serie de alerones que le dan igual más bonus a las stats del coche. Los personajes también pueden usar unos gorros para adornarlos y que añaden ciertos bonus concretos como duración del ataque, más altura de salto, etcétera.

Como modos de juego tenemos bastante donde elegir, desde carreras para un jugador hasta carreras multijugador tanto en modo local como a través de internet. Las carreras de un jugador se dividen en carreras únicas, gran premio y contrarreloj. Las carreras únicas es eso, una carrera en uno de los 16 circuitos disponibles contra el resto de pilotos. Escogeremos un personaje, un kart, y si tenemos desbloqueadas personalizaciones, también podremos ponerlas y a correr.

El modo Gran premio se divide en 4 carreras en cuatro copas distintas y en tres categorías de karts, de 50cc a 150cc, más rápidos y con mayor dificultad cada vez. Una liguilla de 4 carreras en donde el campeón es el que acabe con más puntos al finalizar el campeonato y cuatro copas con nombres que nos han abierto el apetito tanto como a Garfield: Copa Lasaña, Copa Pizza, Copa Hamburguesa y Copa Sorbete, un menú perfecto para unas buenas carreras.

Finalmente tenemos el modo contrarreloj, ideal para picarnos con nuestros amigos para batir los tiempos de todos los circuitos. Para ir desbloqueando los objetos bonus habrá que ir ganando torneos o mejorando tiempos. También contaremos con piezas de puzzle diseminadas por el circuito que al tomarlas irán desbloqueando parte de las imágenes de la galería que nos muestran a los personajes del mundo de Garfield.

Para jugar con amigos o contra gente de internet tendremos las carreras únicas o los grandes premios. Aquí conviene tener cierto nivel ya que la gente a través de la red tiene bastante nivel y no va a ser fácil ganar. Además, hay que contar con que al haber objetos, en forma de caramelo, es un juego en el que la suerte influye bastante. Entre los objetos nos vamos a encontrar lasañas, que nos dan turbo momentáneo, muelles que nos harán saltar y detendrán a los que vengan por detrás, o tartas que actúan como bombas y misiles y sirven para lanzárselas a los otros pilotos.

La conducción es arcade y muy simple de controlar y de manejar correctamente y el derrape será vital si queremos de verdad ganar ya que al usarlo nos darán turbo cuanto más lo mantengamos y este turbo será indispensable para ganar unos segundos extra.

Gráficamente es un juego sin muchas florituras más allá del diseño de los personajes, tal cual aparecen en la gran pantalla. Cuidadas animaciones pero poco más allá. Diseños de escenarios simplones y decoraciones que no quedarán en el recuerdo. La banda sonora está en consonancia manteniendo un nivel aceptable pero que tampoco destaca, al igual que los efectos sonoros. En cuanto a la traducción, está bien realizada y el juego está en completo español, así podremos leer las descripciones.

Garfield Kart: Furious Racing es un juego de karting que es una buena alternativa a otros del mismo estilo de cara a tener más opciones en nuestra consola. Una gran cantidad de objetos, variedad en los modos de juego y aceptable plantel de personajes del universo Garfield que será disfrutado por los fanáticos del gato naranja que fue doblado en la Gran Pantalla por el magnífico Carlos Latre. Familiar y para pasar un buen rato Garfield Kart: Furious Racing ha sido desarrollado por Artefacts Studios y nos llega gracias a los amigos de Meridiem Games.

Comentarios de Facebook